Es por invadir la privacidad de las personas al rastrear el paradero de los teléfonos inteligentes, pese a estar desactivado el «historial de ubicaciones».

Una demanda ante un tribunal federal acusó a Google de invadir la privacidad de las personas al rastrear el paradero de los teléfonos inteligentes pese a estar desactivado el «historial de ubicaciones».

La demanda presentada el viernes por un hombre en California, busca una compensación por daños no especificados y el estatus de demanda colectiva para representar a todos los usuarios estadounidenses de teléfonos inteligentes iPhone y Android que hayan desactivado el historial de ubicaciones, para que Google no registre sus movimientos.

«Google indicó expresamente a los usuarios de su sistema operativo y sus aplicaciones que la activación de ciertas configuraciones impedirían el seguimiento de las geolocalizaciones de los usuarios», dice la demanda, y agrega que esa afirmación «es falsa».
Diario uno

Dejá tu opinión o comentario