Hay personas que aman más a su perro que a un amigo o familiar

Es una realidad que muchas personas tienen un amor único hacia sus mascotas. Ahora esto es avalado por la ciencia a través de un estudio que demostró que el amor entre un perro y su dueño tiene muchas similitudes entre el de una madre y su hijo.
Martes 10 de Noviembre de 2015

Investigadores del Departamento de Ciencia Animal de la Universidad de Azabu, en Japón realizaron un estudio en donde se reveló que el amor entre un perro y su dueño tiene muchas similitudes entre el de una madre y su hijo.

Los investigadores ingresaron a 30 canes y sus dueños en una habitación y midieron en ambas partes la cantidad liberada de la oxitocina, también llamada hormona del amor.

La conclusión fue sorprendente: en el momento en que ambos cruzaban la mirada, más oxitocina producían sus cerebros.

Cuatro motivos por los cuales muchas personas aman más a un perro que a sus familiares, amigos o pareja:
Espera con ansiedad del reencuentro en casa
Cuando se regresa después de una larga jornada, él siempre está ahí, dispuesto a jugar, dar besos o acurrucarse en algún rincón.

Es el mejor oyente
Nunca interrumpe cuando le hablan. Uno puede enojarse, dar un sermón, convertirse en un empalagoso de piropos y él sólo mirará y analizará con criterio cada palabra escuchada

Jamás cuestiona los hábitos
Si un domingo surge una maratón de partidos de los equipos grandes de Argentina, el perro se dedicará a acompañar sentado en el sillón. No insultará a los jugadores, aceptará cualquier tipo de resultado y aportará mimos en caso de la tristeza del dueño.

Nunca juzgará por la moda o el físico
Es el único de la casa que puede ver desnudo a su dueño y no hacer ningún comentario sobre su peso, la piel o el cuidado de las manos. Respetará la ropa que se elija para afrontar el día, aún cuando eso signifique 24 horas con el pijama puesto.
nuevo diario web

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario