Hotel Ayuí: Una situación contractual en el limbo que destruye día a día al Hotel sin importarle a nadie

El diputado provincial Alejandro Bahler (UP-FR) mostró su profunda preocupación por el actual estado del hotel en el lago de Salto Grande. Cuestionó que siga en las mismas manos. Postales de la decadencia.

“Estas imágenes son del jardín del Hotel Ayuí, uno de los atractivos turísticos de la costa del Uruguay y lo tenemos nosotros.”, dijo el diputado en un comunicado enviado a los medios.

Agregó que “lo tiene un empresario de un medio de Concordia que no se sabe como hizo para conseguir la concesión y sigue usufructuando el hotel que no le corresponde y nadie se hace cargo.

Los años pasan y siempre se repite la misma historia, ahora tenemos que escuchar como se pasan las culpas entre la provincia y la CTM, bajo el triste argumento de que la situación contractual del predio está en un “limbo”. La pregunta que surge es: ¿cuántos años estuvieron en ese “estado” y cuántos más deberemos esperar para recuperar un hotel que fue orgullo de toda nuestra zona?”.

El diputado consideró “demasiado flaco el argumento, demasiado tibios los funcionarios que ante la duda, dejan que siga siendo impresentable semejante atracción en un punto turístico clave, como impresentables son quienes tienen el manejo del hotel y lo llevaron a esta lamentable situación y estado”.

Luego indicó: “Presenté pedidos de informes sobre la CODESAL, me termino enterando por los medios de parte de la contestación, pero formalmente nadie contesta al poder legislativo, como más de cincuenta pedidos de informes del que solo se contestaron tres y el de CODESAL no está entre esos pocos”.

Criticó también las indefiniciones contractuales: “CTM cambió de situación y autoridades, pero nada cambia en cuanto a sus responsabilidades, ya que el predio del hotel y el hotel mismo le pertenece y fue entregado en concesión a la provincia, no estamos en un “limbo” legal, mas bien hay funcionarios en un limbo, ya que una concesión que no se cumple, lo menos que se debe hacer es recuperar lo concedido”.

“En definitiva, cuando las cosas no son claras, algo se esconde, y no de una sola parte; como dice el refrán, para bailar el tango hacen falta dos, y acá son dos partes las que miran para otro lado”, concluyó el diputado Alejandro Bahler.
Prensa Diputado Alejandro Bahler

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario