La Municipalidad anuncia fuertes multas para los terrenos baldíos que no cumplen las normas de cercado y veredas

En el marco de una recorrida por obras de mejoras y mantenimiento vial, el intendente Enrique Cresto confirmó que en los próximos meses se realizarán inspecciones y habrá fuertes sanciones económicas para los propietarios de terrenos baldíos de amplias superficies que no cumplan las normas vigentes.

El presidente municipal junto al subsecretario de Obras Públicas Jorge Mendieta, el ex intendente Juan Carlos Cresto, el coordinador del Programa de “Reparación y Construcción de Veredas” Daniel Vilches, recorrieron distintas calles de la ciudad donde se realizan tareas de reparación y mantenimiento de la traza vial.

“En Concordia hay aproximadamente 1500 cuadras entre asfalto y hormigón que requieren de mantenimiento diario, y tenemos varias cuadrillas trabajando en estas obras. La recuperación de las calles es una prioridad para nosotros y todos los días se trabaja para cumplir con ese compromiso”, indicó el intendente.

Mantenimiento y mejoras

“Dentro de la recuperación de la trama vial que encaramos en esta gestión, uno de los trabajos que se están haciendo es el sellado de juntas”, indicó al respecto Mendieta. “Ésta no es una tarea menor, dado que el producto de este trabajo es lo que no permite que ingrese agua debajo del asfalto y dañe toda la obra, porque si no hay sellado y entra agua se levanta el asfalto y luego se producen baches que hay que repavimentar, lo que implica un gasto mayor para el municipio”, puntualizó.

En este sentido, el funcionario comentó que “el clima seco es lo que nos permite darle continuidad al trabajo, porque son muchas las calles que requieren de estas tareas, y hay una preparación del terreno que hay que hacer”. Por lo tanto sostuvo que en las próximas semanas, con el mejoramiento del clima, podrán avanzar más rápidamente en las obras llegando a cubrir las 500 cuadras asfaltadas de la zona delimitada por los bulevares.

El que no cumple pagará más

“También aquí en la zona vemos que se están realizando tareas de construcción y reparación de veredas”, indicó el intendente Cresto. “Es parte de una política integral, de mejoramiento de la traza vial pero también de mejorar las veredas para los peatones”, explicó.

“Al inicio de la gestión, el Concejo Deliberante sancionó una ordenanza dando un tiempo determinado para que cada frentista haga las obras accediendo a beneficios de descuentos y promociones especiales en los materiales que acordamos a través de Defensa del Consumidor. A quienes no lo hicieron, y no cumplen con lo que establecen las normas de construcción, ahora el municipio va a hacer la vereda y después les llegará junto a la tasa inmobiliaria el monto a pagar por las mejoras que se realizaron. El mismo criterio vamos a emplear para los propietarios de terrenos baldíos de grandes dimensiones que no los cierran ni hacen veredas”, remarcó.

En este sentido, Cresto detalló que estas medidas no obedecen a un fin estrictamente recaudatorio: “la gente tiene que comprender que un terreno grande, que no está cerrado ni tiene veredas es un espacio donde se generan basurales, y es un lugar potencialmente peligroso, donde además los peatones no pueden transitar porque no hay veredas y termina siendo un problema para todos”.

Lo que se recaude mediante estas acciones se va a destinar “al pago de quienes realizan estos trabajos y a la compra de más material para continuar mejorando y embelleciendo la ciudad, haciendo que sea accesible y transitable para todos”, concluyó el presidente municipal.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario