La municipalidad logro tras un fallo expropiar el Cañaveral de Rivoli

Tras 20 años, la Municipalidad obtiene la autorización judicial para poder intervenir y custodiar el “Cañaveral de Rívoli”. La Justicia notificó a la Municipalidad que se accedió a la cautelar presentada solicitando se entregue en custodia al Estado local dicho terreno, hasta tanto concluya la demanda judicial iniciada por la deuda contraída con el erario público. Cabe recordar que previamente la Justicia falló a favor de la Municipalidad en el Juicio de Apremio iniciado, lo que habilitó al municipio a presentar la solicitud de custodia del lugar.

El Intendente Enrique Cresto convocó a los equipos jurídicos, ambientales, de obras y de servicios públicos a una reunión en la que informó de la notificación recibida por parte de la Justicia, la que otorga a la Municipalidad la custodia del terreno conocido como “Cañaveral de Rívoli”.

A raíz de las permanentes denuncias de vecinos por el basural a cielo abierto que se originaba en el terreno ubicado en calle Isthillart, y la permanente limpieza del mismo que realizaba el Municipio sin que sus propietarios procedan a realizar tanto las tareas de limpieza como de cerramiento del predio, y teniendo en cuenta la abultada deuda contraída con el Estado por estas tareas, el Presidente Municipal instruyó a sus equipos técnicos a que soliciten la intervención de la Justicia a los efectos de lograr una solución definitiva al problema.

El juicio de apremio se encuentra con sentencia firme y en curso los pasos procesales que determinarán el destino final del inmueble. Pero ante la demora que estos pasos legales puedan tener y con el objetivo de que no continúe siendo el lugar un foco de infección peligroso que se agrava por su proximidad con el Hospital Carillo, la Escuela San José de Calasanz y el Centro de Desarrollo Infantil Municipal, se realizó la presentación de una cautelar solicitando la custodia del predio.

Es así que la Municipalidad recibió la autorización judicial para realizar la limpieza, cerramiento y custodia del Cañaveral de Rívoli, pudiendo habilitarlo como espacio público o recreativo pero no permitiéndose la instalación de obras definitivas. En este sentido, el Intendente analizó con sus funcionarios la posibilidad de acciones a realizar en el lugar, y definió un esquema de trabajo a llevarse adelante desde este mismo martes, con el objetivo de ordenar el espacio, logrando tras más de veinte años de reclamos, dar una respuesta al pedido de tantos vecinos.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario