La Nación sostendrá los planes sociales pero sin pecheras ni injerencia política

Esperaron expectantes. Aunque ya sabían cuál era el motivo del acto, pero querían escuchar el anuncio que pondría fin a la incertidumbre. El salón Blanco de la Casa de Gobierno estuvo durante la mañana del martes repleto de miembros de los programas nacionales de cooperativas Argentina Trabaja y Ellas Hacen.

Entre ambos, contienen a más de 25.000 desocupados en Tucumán. La vigencia tenían como fecha de vencimiento el 31 de diciembre y, con el cambio de Gobierno, su continuidad era incierta. El ministro de Desarrollo Social local, Gabriel Yedlin, había llevado la preocupación a la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. La funcionaria macrista le había confirmado que el beneficio se extendería.

La prórroga fue finalmente anunciada y generó el aplauso de los interesados. La extensión es de 90 días y se prevén algunas modificaciones en el sistema, de acuerdo expresó el funcionario provincial. “Habrá nuevas improntas de los Gobiernos nacional y provincial, porque cada gestión tiene su manera de trabajar. Entre ellas, propondremos que se adquieran más capacidades de formación en el trabajo, que el trabajo se pueda visualizar mejor y que haya un control externo”, explicó Yedlin. Añadió que también gestionarán que las universidades e institutos de formación tucumanos puedan participar de la formación de los beneficiarios.

Obras públicas

“Son programas sociales, no cooperativas de obras públicas ni empresas constructoras. Dentro de sus actividades, pueden hacer algunos trabajos como cordón cuneta o veredas. Pero la idea es que con el tiempo, la capacitación y el trabajo puedan tener un trabajo formal y estable”, deslizó a modo de crítica Yedlin. Ocurre que gran parte de las cooperativas estuvieron durante la gestión anterior involucradas exclusivamente en el desarrollo de obras.

Afirmó, respecto a la injerencia que dirigentes políticos puedan tener en los grupos de trabajo, que tratarán de armonizar las relaciones: “el que dirija la cooperativa tiene que ser su presidente”. Aclaró que los programas están bancarizados, por lo que no hay intermediarios en el pago. Expresó que la idea es que no usen, tampoco, pecheras identificadas con algún dirigente. Subrayó, por último, que no habrá por el momento nuevos cupos para la provincia.

Apenas asumió, el Gobierno provincial se creó una unidad específica en el ministerio para ejecutar los programas, que está a cargo del subsecretario Francisco Navarro. “Son muy importantes estas iniciativas para la provincia. Los cooperativistas cuentan con un monotributo social y, por lo tanto, obra social y seguro. En 2015, 11.000 mujeres del Ellas Hacen engrosaron la matrícula del Ministerio de Educación, porque la contraprestación es la terminalidad educativa o la formación en un oficio”, consignó Navarro.

Regino Racedo, titular del Instituto Provincial de Acción Cooperativa y Mutual (Ipacym), precisó que de acuerdo a los registros de la institución 12.519 mujeres están en el Ellas Hacen, en 534 cooperativas. Mientras que el Argentina Trabaja incluye 12.563 beneficiarios contenidos en 476 cooperativas. Recordó que las agrupaciones deben presentar balances anuales, que deben ser aprobados por sus miembros. “Muchas cumplen, otras están atrasadas en la presentación de la documentación. Estamos iniciando el trabajo para normalizar la situación”, concluyó el ex legislador. Expresó que las cooperativas funcionan en el Gran San Miguel y comunas aledañas.
la gaceta

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario