La Provincia busca reutilizar el agua termal para el desarrollo de la piscicultura

A partir de las ventajas y conveniencias que supone el agua termal para la piscicultura, la Coordinación de Desarrollo Territorial de la Secretaría de Producción, acompañada por especialistas, visitó los establecimientos termales de Concordia con la finalidad de promover la producción de piscicultura. Al respecto, Eduardo Asueta, a cargo del proyecto, informó que “La experiencia recolectada nos dice que el agua termal mejora hasta en un 100 % la productividad. Esto coloca a Entre Ríos ante un gran escenario para el desarrollo de la piscicultura, vamos a gestionar para que esto suceda”. El equipo del Gobierno Provincial recorrió las Termas de Concordia y las del Perilago evaluando las potencialidades de las mismas.

Al respecto, Asueta informo que “Acompañados por especialistas visitamos el emprendimiento de Verter S.A. en donde pre-existe desarrollo que sirve de ejemplo, e igualmente visitamos las termas del perilago, en donde observamos que las condiciones están dadas para seguir avanzando. El agua termal, por razones de calidad y temperatura es oro líquido para la piscicultura. La idea es dejar de derrochar este recurso y ponerlo en valor para que toda la cuenca termal de agua dulce de la provincia posibilite el desarrollo de la piscicultura entrerriana. Las condiciones objetivas están dadas.”

Por otro lado Asueta dio cuenta que “El período de engorde está dado por el verano, el agua termal lo que permite es que ese período se extienda 12 meses, mejorando ampliamente la competitividad de la producción. Lo que venimos pensando para el sector es que los establecimiento que tengan acceso al agua termal residual produzcan juveniles de 200 gramos en invierno, y que durante el verano el engorde final de Pacú se realice en otros establemientos hasta lograr el peso de faena.”

Por último, Asueta informó que “Con este aporte, Entre Ríos se equipararía a Corrientes y Chaco en materia de productividad, pero estaría en mejores condiciones geográficas, porque aquí estamos en condiciones de producir alimento balanceado de muy buen calidad, y además estamos bastante mas cerca de los centros urbanos de consumo. Falta el factor humano. Y hay toda una cadena productiva por desarrollar, hay que hacerlo a través de las condiciones objetivas y las capacidades de gestión, tanto pública como privada

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario