Las 12 enormes ventajas de comer verde

Nutrición

Por su alto contenido de clorofila, magnesio, potasio, vitaminas y otros valiosos nutrientes, los vegetales verdes son estrellas en la prevención de enfermedades. Cuáles son los más aconsejados y sus beneficios.

verduras5

Todos sabemos que las verduras y las frutas poseen propiedades importantes en la prevención de las enfermedades, gracias a la cantidad de nutrientes que contienen: fibra, vitaminas, minerales y otros compuestos. Entre los que ocupan el podio de la buena alimentación están los vegetales verdes.

Los responsables del color verde son, en principio, los glucosinolatos, que son derivados de aminoácidos que presentan azufre. A ellos se les atribuye las propiedades de prevención del cáncer.

La clorofila es otro compuesto que le confiere el color a las verduras verdes. Favorece la activación del mecanismo celular. Desintoxicante, depura la sangre de toxinas. Estimula la producción de los glóbulos rojos. Evita las infecciones y favorece la cicatrización de las heridas.

Los podemos encontrar en la coliflor, el repollo de busellas, en el repollo y en el brócoli. También en el perejil, espárrago verde, espinacas, acelga, lechuga, escarola, chauchas, ají morrón verde.

Estas son algunas de las ventajas de consumir vegetales que contienen clorofila:

1 – Previenen el cáncer por la presencia de antioxidantes, evitan el envejecimiento celular y previnen el deterioro cognitivo. Excelentes para evitar el daño causado por contaminantes y tóxicos ambientales como el humo del cigarrillo.

2 – Evitan las enfermedades cardíacas, siempre y cuando se siga un lineamiento alimentario saludable.

3 – Mejoran el sistema inmunológico y estimulan una mejor absorción de otros nutrientes.

4 – Dan saciedad, cuando se consumen las verduras de hoja crudas.

5 – Contienen ácido fólico, necesario para todas las edades, y fundamentalmente en el embaraza, previniendo la espina bífida en los niños, es decir defectos de nacimiento en el cerebro y en la columna vertebral del bebé.

6 – Previenen la constipación por la presencia de fibra, siempre y cuando se recurra a otros alimentos que presenten la misma propiedad. Cuando se manifiesta esta sintomatología será necesaria aumentar la cantidad de fibra en la alimentación (30 gramos al día), y para esto es aconsejable el salvado de trigo.

Sus vitaminas

7 – Vitamina C. Protege la piel y las mucosas. Mejora la visión nocturna. Es antiinfecciosa. Además, actúa como sustancia antioxidante, previniendo el crecimiento prematuro de las células tumorales. Es necesaria para la absorción del hierro. Refuerza el sistema inmune, mantiene en perfecto estado los dientes y los huesos en general. Ayuda a la formación del colágeno, la cicatrización de las heridas, los tendones, ligamentos y los vasos sanguíneos. El cuerpo sólo puede obtener vitamina C a partir de los alimentos, por lo que es necesario incluir los que la contengan, como los vegetales de hoja verde oscura.

8 – Vitamina A. Protege la piel y las mucosas. Mejora la visión nocturna. Es antiinfecciosa. Actúa como antioxidante previniendo el crecimiento prematuro de las células. En el intestino delgado los betacarotenos se convierten fácilmente en vitamina A, únicamente cuando el organismo lo necesita.

Sus minerales

9 – Magnesio. Trabaja junto con el calcio para ayudar a mantener fuertes los huesos durante toda la vida. Se usa para el tratamiento de las migrañas, el asma y la diabetes. Suele prevenir las arritmias cardíacas y la alta presión. Es importante para la producción de energía y para las reacciones y procesos químicos que el organismo debe cumplir. Útil para el funcionamiento de los sistemas muscular y nervioso, se lo considera como regulador del estrés. Las buenas reservas de magnesio favorecen la acción conjunta del calcio y la vitamina C.

10 – Potasio. Interviene en la regulación del balance hídrico dentro de las células del organismo y en la transmisión del impulso nervioso. Participa en la contracción muscular, en el latido cardíaco y en algunas reacciones enzimáticas.

11 – Calcio. Ayuda a mantener sanos los huesos y dientes, que contienen la mayor parte del calcio que se encuentra en el cuerpo (alrededor de 99%). Previene la osteoporosis, evitando que los huesos se debiliten, se vuelvan delgados y se fracturen con facilidad. Participa en el buen funcionamiento del sistema nervioso, en la coagulación sanguínea, la transmisión de impulsos nerviosos, la contracción muscular evitándolos calambres, ayuda en la relajación. Ayuda a regular los latidos del corazón, controla la presión sanguínea evitando la hipertensión arterial y previene el cáncer de colon. Evita el insomnio, la amnesia.

12 – Potasio. Interviene en la regulación del balance hídrico dentro de las células del organismo y en la transmisión del impulso nervioso. Participa en la contracción muscular, en el latido cardíaco y en algunas reacciones enzimáticas.

Cómo consumir estas verduras

Las de hoja, preferiblemente crudas y frescas, ya que al cocinarlas o al contacto con el aire pierden parte de sus nutrientes. En caso de que se requiera cocción, el mejor método es al vapor.

Los nutricionistas indicamos el consumo de 1 taza de estos vegetales 3 veces por semana.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Postres Light, Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D, etc.. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los domingos 20:00 horas va a cambiar. Repetición: lunes a las 12 (mediodía), martes a las 15, por Metro; Canal 3 de Cablevisión y sus repetidoras, www.alimentatuvida.com.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario