Los Israelies interceptan un barco de la flotilla de Gaza en aguas internacionales

Un comando de la Armada de Israel ha interceptado en la madrugada del lunes en aguas internacionales uno de los cuatro barcos que integraban la nueva flotilla que pretendía romper el bloqueo a Gaza. El pesquero sueco Marianne, a bordo del cual viajan activistas propalestinos, está siendo conducido al puerto israelí de Ashdod, donde sus ocupantes serán interrogados antes de ser previsiblemente deportados. Un portavoz militar israelí aseguró que el abordaje se produjo a varias decenas de millas marinas de la costa sin incidentes. Los otros tres navíos han regresado a sus puertos de origen.

La nueva flotilla, la tercera desde 2010, pretendía desembarcar ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, sobre la que Israel mantiene un bloqueo naval y terrestre. Fuerzas especiales israelíes mataron a diez ciudadanos turcos al asaltar hace cinco años en aguas internacionales otra flotilla similar cuando se hallaba rumbo a Gaza. Las autoridades israelíes han precisado que a bordo del Marianne viajaban 18 activistas, entre ellos el expresidente de Túnez Moncef Marzuki y el diputado de la Lista Conjunta Árabe del Parlamento israelí Basel Ghatas.

El cónsul de España en Tel Aviv, Manuel Sánchez, confirmó que la eurodiputada española Ana Miranda (BNG) figura entre los 18 activistas detenidos. “Estamos pendientes de su llegada a puerto, que puede retrasarse hasrta la noche del lunes, para ofrecerle asistencia consular”, precisó el diplomático. Los organizadores de la flotilla habían comunicado que entre el medio centenar de personas de 20 países que participaban en la iniciativa figuraba también la eurodiputada española Estefanía Torres (Podemos), quien presumiblemente se encuentra a bordo de uno de los tres barcos no abordados por Israel.

La religiosa española Teresa Forcades, que formaba parte del grupo, abandonó la flotilla el pasado fin de semana tras sufrir una fuerte indisposición, según el movimiento propalestino. Tres pequeños barcos –el Rachel, el Vitorio y el Juliano II— se encontraban el domingo en aguas internacionales junto con el Marianne con objetivo de romper el bloqueo a la Franja. Rumbo a Gaza ha calificado de “acto de piratería” el abordaje de uno de los barcos de la flotilla por la Armada de Israel en aguas internacionales, a unas 100 millas náuticas de las costas de Gaza.

Un portavoz militar israelí aseguró que el Marianne desobedeció las órdenes de la Marina de no dirigirse hacia Gaza por lo que fue interceptado sin violencia, en contra de los hechos ocurridos hace cinco años. El pesquero está siendo conducido hacia Ashdod, al norte de la Franja, donde está previsto que atraque este mismo lunes.

La Oficina del Primer Ministro de Israel distribuyó un comunicado en el que Benjamín Netanyahu se felicitaba por el resultado de la operación y advertía de que “la Flotilla no es más que una muestra de hipocresía que solo sirve para ayudar a Hamás”. “No vamos a permitir el contrabando de armas a organizaciones terroristas en Gaza a través del mar”, precisaba para justificar el bloqueo militar el jefe Gobierno, quien insistió, no obstante, en que no hay un “asedio a Gaza”, ya que cada día unos 800 camiones con mercancías entran desde Israel a la Franja, donde viven 1,8 millones de personas. Netanyahu también ha dirigido una carta a los activistas de la Flotilla en la que interpreta en sentido irónico que “parecían haberse perdido” y que en realidad deberían haberse dirigido a la vecina Siria.

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario