Los motivos de la crisis bursátil en China: por qué la Argentina debe prestar atención

El desplome bursátil en el gigante asiático podría ser un signo de agotamiento de su ciclo económico. Y podría ocasionar un efecto rebote en la economía argentina por el golpe en las commodities.

El mercado bursátil en China mostró señales de congelamiento el miércoles, cuando las empresas suspendieron la cotización de sus acciones y los índices se desplomaron después de que el regulador de valores advirtió de un ‘sentimiento de pánico‘ que se estaba apoderando de los inversores.

Pekín, que ha luchado por más de una semana para hacer que el mercado se ajuste a sus designios, dio a conocer otra serie de medidas para detener la ola de ventas y el Banco Popular de China dijo que aumentará el respaldo a las corredurías reclutadas para apuntalar a las acciones.

Las acciones volvieron a subir este jueves, pero persisten las dudas por las distorsiones del mercado.

Motivos de la caída

Muchos expertos creen que el crecimiento del mercado de valores de China a principios de este año se debió en parte a que los inversores promedio se endeudaron para invertir en acciones. Cuando las acciones comenzaron a caer el mes pasado, muchos de los inversores tuvieron que vender rápidamente sus inversiones para reembolsar los préstamos. Eso impulsó una caída aún mayor de los precios de las acciones.

También podría empeorar la situación un movimiento por parte de las grandes firmas de trading chinas en un intento por mantener la compra de acciones hasta que el índice de Shanghai alcance determinado valor.

¿Por qué es tan grave a nivel global el desplome de la bolsa china? Un mercado de valores que se hunde rápidamente suele interpretarse como un indicio de que una economía está en crisis, como ya ocurrió en 2008.

China: el gigante que necesita la Argentina y el mundo

El gigante asiático es el segundo socio comercial más grande de Occidente y el país con el segundo PIB mundial, por detrás de Estados Unidos. Por este motivo, una economía china saludable es una buena noticia para la economía global.

China también influye en los precios de las materias primas, como el petróleo, al ser un gran consumidor de éstas. Además, es un aliado estratégico de la Argentina. Los analistas estiman que si la economía china entra en recesión caerá drásticamente su demanda de soja. Además, se produciría una apreciación del dólar a escala global que derribaría los precios internacionales de las materias primas. Es decir, las ventas de soja argentina, por citar un ejemplo, se ajustarían por cantidad y por precio.

por CRONISTA.COM

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario