Los vuelos en helicópteros de la policía y la condena de Laer

La aerolínea estatal cumplirá dos años inactiva y solo demanda periódicos desembolsos para pagar sueldos y deudas. Con su parálisis, el exgobernador echó mano a los helicópteros de la Policía de Entre Ríos. Crónica de una fabulosa carga.

Líneas Aéreas del Estado (Laer), la aerolínea de bandera del Estado entrerriano, dejó de volar a comienzos de 2014, y desde entonces no ha podido remontar vuelo. Aún así, la administración del exgobernador Sergio Urribarri le fue aportando cada mes una inyección de subsidios para poder mantener los sueldos al día de su personal.

La última novedad en torno a ese tema lo da a conocer el Boletín Oficial de este miércoles, que publica el decreto N° 2.335, fechado el 20 de julio de 2015, por el que se dispuso el otorgamiento a Laer de una “asistencia financiera en concepto de Transferencias a Empresas Públicas o Financieras, por la suma de $ 1.346.703,41”.

La norma dispone que Tesorería General “efectúe el pago de la asistencia financiera otorgada, instrumentándose el mismo por el sistema de libramientos, los que serán emitidos por la Contaduría General a instancia del Sr. Interventor de LAER S.E. a favor de cada una de las personas que el mismo conformará en forma mensual y por los períodos establecidos en el expediente de referencia y el pago correspondiente a embargos judiciales”.

Laer va para cumplir dos años inactiva, y es una aerolínea estatal ficticia que sólo demanda al fisco periódicas asistencias financieras para pagar sueldos y deudas.

En realidad, la parálisis lleva largos años por cuanto en los últimos años los vuelos de Laer era tercerizados, primero con Macair, luego con la ahora quebrada rosarina Sol.

Hasta agosto de 2013, Macair Jet operaba para Laer una pequeña red de vuelos en el Litoral, uniendo Paraná, Goya, Reconquista, Mercedes y Concordia con el Aeroparque Jorge Newbery en sus clásicos Jetstream 32.

Pero ese mes empezó a entrar en vigencia la prohibición de operar en el Aeroparque Jorge Newbery con aeronaves de menos de 30 plazas, por lo que todos sus vuelos se suspendieron.

Por algún tiempo se reanudaron los vuelos entre Paraná y Buenos Aires operando con aeronaves SAAB 340 de Sol, pero desde el 5 de marzo de 2014, cuando Aerolíneas Argentinas inició sus vuelos diarios entre ambas Paraná y Buenos Aires, Laer volvió a quedar en tierra.
Pero aún con Laer paralizada, el exgobernador Sergio Urribarri no se privó de andar por los aires, y echó mano a lo primero que tenía: los helicópteros de la Policía de Entre Ríos, que así perdieron el fin para lo cual el Estado los compró, y quedaron al arbitrio de los deseos del exmandatario provincial.

Como informó Entre Ríos Ahora en diciembre, nada más que en el mantenimiento de los dos helicópteros de la Policía que utilizaba Urribarri, la provincia gastó 310 mil dólares en 2015, eso sin contar 1 millón de pesos en combustible y el alquiler de un avión para el Ejecutivo, que costó otros 321 mil dólares.

Las dos aeronaves que usaba el exgobernador a discreción fueron: un Bell 427 y un Bell 429. Este último fue adquirido en el segundo período de Urribarri a un costo de 3,6 millones de dólares.

El decreto N° 94, del 30 de enero de 2015, autorizó el gasto de 310 mil dólares a pagar a la firma Servicios Helicenter S.A. para el “servicio de mantenimiento programado” de los dos helicópteros, así como también el pago de 100 dólares la hora hombre por “servicio de mantenimiento y reparación”.

Otro decreto ?el N° 784/2015, con fecha 1° de abril de 2015- aprobó el gasto de un millón de pesos para combustibles de ambos helicópteros.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Entre Ríos, invirtió este año en la capacitación de ocho pilotos en una Comisión de Servicios, realizada en Texas, Estados Unidos, una cifra estimada en unos 20 mil dólares por cada uno.

Mientras, Laer seguió en tierra.
Y todavía sigue.
el entre rios

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario