Macri teme encontrarse con agujeros negros en distintas dependencias y empresas del Estado.

En la mira están Aerolíneas, YPF, Enarsa y otras carteras copadas por La Cámpora.

Uno de los grandes ejes será el Ministerio de Planificación. Por caso, Enarsa, la empresa estatal de energía, fue denunciada por las millonarias compras de gas.

Uno de los grandes ejes será el Ministerio de Planificación. Por caso, Enarsa, la empresa estatal de energía, fue denunciada por las millonarias compras de gas. | Foto: Cedoc.
Contenido relacionado

Cambiemos prepara en el Congreso una salida forzada para Gils Carbó
El macrismo ya sondea posibles sucesores en la Procuración
Macri estudia paritarias ‘en dos tiempos’ por el efecto post devaluación
Macri: “A mí me vuelven loco los kirchneristas, todos los días dicen algo distinto”

“Vamos a revisar todas las designaciones que se hicieron entre gallos y medianoche”. Mauricio Macri dio una pista esta semana de cuáles serán sus primeros pasos si es que llega a la Casa Rosada: trabajará en una serie de auditorías sobre áreas sensibles y hará un análisis de cómo y quiénes se incorporaron al Estado, qué contratos se firmaron y cómo están las concesiones vigentes.

En el macrismo temen encontrarse con ministerios recargados de militantes de La Cámpora que tengan el fin de “entregar” información desde adentro. La otra cuestión es más grave: las obras y los contratos millonarios que suponen que comprometen varios años de gestión.
Sin freno, el Gobierno nacional suma más empleados públicos

Las auditorías que pretende realizar Macri suponen, además, que muchos de los planes que tiene en mente deban adaptarse o postergarse hasta “ordenar” la situación. Un caso concreto: el referente en materia de energía, Juan José Aranguren, ya adelantó que su programa de reducción progresiva de subsidios comenzará a materializarse luego de revisar en qué estado se encuentra el área y cómo queda YPF tras la gestión de Miguel Galuccio y Doris Capurro. Otro caso similar: Aerolíneas Argentinas. El plan que armó el referente de Transporte, Guillermo Dietrich, propone ampliar la oferta de rutas, sumar aviones y darle mayor viabilidad económica para que abandone el déficit actual. Para eso, antes deben tener en claro la cantidad de empleados que hay, área por área, y en qué circunstancias se encuentran la infraestructura y la contabilidad de la aerolínea.

El esquema de subsidios al transporte y los millonarios contratos de obra pública también serán revisados. Uno de los grandes ejes será el Ministerio de Planificación. Por caso, Enarsa, la empresa estatal de energía, fue denunciada por las millonarias compras de gas importado.

Pero en la retirada K también hay otro enorme capítulo vinculado al personal. Una de las cuestiones en las que trabaja el PRO es en ver cómo devolverles la entidad a los organismos “politizados”, entre otros, el Indec, Anses. y el Ministerio de Justicia, controlado en los hechos por Julián Alvarez. La jefatura de Gabinete podría presentarle a Cambiemos un dolor de cabeza. Allí hay dos programas que preocupan por sus gastos discrecionales: la millonaria pauta publicitaria y el Fútbol Para Todos. También se prevé revisar nombramientos en la Cancillería y en el Ministerio de Cultura que conduce Teresa Parodi.
Perfil

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario