Más de 400 trabajadores hacinados en un galpón

Los encontraron este martes en instalaciones ubicadas a dos cuadras del hospital Masvernat. El Intendente Cresto explicitó un fuerte mensaje contra la explotación laboral.
Esta tarde, en un operativo supervisado por el intendente Enrique Cresto – con la participación de organismos nacionales y provinciales y Gendarmería Nacional – se inspeccionó un galpón donde se encontraba alojados, en condiciones de hacinamiento, hombres, mujeres y menores de edad, oriundos de provincias del norte del país y que trabajan en la zafra de arándanos en nuestra región.
En el lugar, Cresto habló con los trabajadores y siguió cada uno de los pasos del procedimiento, dejando en claro que en su gestión no va a permitir “este tipo de situaciones que despojan de todos sus derechos a las personas”.

“No estamos acá persiguiéndolos a ustedes, pero vamos a hacer todo lo necesario para que ni ustedes ni otros trabajadores sean tratados de esta manera, sin derechos. Ustedes vinieron acá a ganarse un salario con esfuerzo y trabajo. No es culpa de ustedes, pero acá hay una evidente responsabilidad de quienes los traen y los alojan en lugares como estos y en estas condiciones, lucrando con la necesidad de trabajo de la gente”, dijo Cresto a los trabajadores.

“Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para que esto no se repita”, agregó el jefe comunal, “podemos llegar a entender que vengan trabajadores de otros lugares para reforzar la mano de obra local, pero primero tienen prioridad los trabajadores de Concordia y si viene gente de otro lado debe tener los mismos derechos que los otros zafreros”, remarcó.
Cresto resaltó que “acá intervinimos todos en conjunto y también hablé con las autoridades judiciales, porque queremos llegar hasta las últimas consecuencias para que no suceda más lo mismo”.
Denuncia penal
En el mismo sentido, desde la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social se informó que en este galpón ubicado sobre calles Tavella y Liebermann “se constató la presencia de más de 400 trabajadores hacinados en un espacio que no cumple con los requisitos establecidos para alojar personas. Los trabajadores, procedentes del norte del país, desarrollan tareas en la cosecha del arándano, sin previo registro y sin contar con las mínimas garantías de higiene y seguridad laboral”.

“Según consta en la delegación laboral de Concordia, la firma contratista cargo de los trabajadores, se encuentra inscripta en el Registro de Empresas de Servicios, pero no habría declarado la contratación de los trabajadores hallados en situación irregular, por lo que se procederá a realizar la denuncia penal”, consignaron desde el organismo.
Fuente: Prensa Municipal

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario