Merluza super jugosa

2893 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Ingredientes
Para 5 raciones

5 rodajas de merluza de buen tamaño
2 ajos
1 manojo de perejil
aceite de oliva virgen extra
sal

1.- Este “truco” empieza en la pescadería porque el pescado fresco es mucho más firme y consistente que el pescado congelado. Pide que te corten rodajas de merluza de un centímetro y medio de grosor. Cuanto más grueso te lo corten, lo manipularás mucho mejor al cocinar. No te preocupes por si queda crudo por dentro, porque el pescado se cocina muy rápido. Recuerda que si lo cocinas demasiado quedará seco y perderás uno de los mejores placeres de comer pescado: la jugosidad.

2.- Para cocinar la merluza jugosa y que no se rompa, debes disponer de una plancha o sartén antiadherente. Muchas pierden esta maravillosa cualidad cuando las metes en el lavavajillas, las rascas con esmero con la parte verde del estropajo o, simplemente, usas accesorios metálicos para cocinar. Recuerda que el metal no debe rozar la superficie de la sartén, así que mejor utensilios de silicona o madera.

3.- El aliño que vayas a usar es a tu gusto, pero te recomiedo que piques en el mortero un o dos ajos y un manojo de perejil. Una vez picados vierte un poco de aceite para luego repartirlo mejor sobre el pescado. Puedes añadir también pimentón o las especias que más te gusten.

1.- Coloca en el fuego tu plancha o sartén y vierte un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Pon el fuego al máximo. Con la ayuda de una espátula de madera o silicona, extiede el aceite por toda la superficie.

2.- Cuando el aceite esté bien caliente, nunca dejes que empiece a humear porque se quema y resulta tóxico, coloca los filetes o rodajas de merluza, que previamente habrás sazonado con u poco de sal. Al colocarlos, muévelos un poco para que empiecen a marcarse. Sólo un par de segundos, arrástrándolos un centímetro derecha izquierda o arriba abajo, no es necesario que los muevas más tiempo.

3.- Vigila el fuego, que no se te queme el aceite y modéralo si es necesario. Para que te quede una merluza jugosa que no se rompa, debe cocinarse a fuego bastante vivo.

4.- Cuando veas que empieza a cambiar de color por arriba y empieza a blanquear, vierte unas gotitas de aceite de oliva y, con la ayuda de una espátula de madera o silicona, dales la vuelta. Lo mejor es pasar la espátula por debajo del pescado despegando con cuidado si es que hay alguna parte adherida. Es inevitable que la parte marcada por el fuego se adhiera, pero es fácil despegarla sin romper el pescado al tratarse de una superficie antiadherente. Paradójico, verdad? Pues no se te ocurra pillarlo con las pinzas porque en este momento es fácil romperlo.

5.- Ahora, mientras se hace por la otra cara, coloca encima el aliño de ajo perejil picados y repártelo uniformemente con na cucharilla. Al llevar aceite se reparte con mucha facilidad.

6. Cuando esté ya hecho, dale una segunda vuelta y déjalo sólo unos segundos para que el ajo y perejil se cocinen. Retira del fuego y sírvelo inmediatamente. Si lo dejas hecho, se va a secar seguro. Espero que sigas todos mis consejos para cocinar merluza jugosa que no se rompa.

Consejo:
Deja preparada la guarnición y el resto de alimentos de la comida para que, cuando tengas el pescado hecho, puedas llevarlo a la mesa y estén ya todos sentados. Si lo recalientas, lo secas.

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca
  • Dejá tu opinión o comentario