Michael Phelps rompió un récord vigente desde hace más de 2000 años

Mirá qué marca rompió el norteamericano cuando conquistó ayer su medalla de oro número 22

RIO DE JANEIRO.- Michael Phelps es una máquina de batir marcas. Con las 22 medallas de oro que tiene, ya su nombre ocupa el primer lugar de la lista de máximos ganadores en los Juegos Olímpicos, con sus seguidores muy por detrás. Pero ayer, al consagrarse en los 200 metros medley, rompió una marca que estaba vigente desde hace 2000 años, aunque para eso, hay que desempolvar los libros de historia.

Dicen los relatos que Leónidas de Rodas, en las viejas citas olímpicas de la antigua Grecia, conquistó 12 medallas en disciplinas individuales. Esto sucedió entre los años 164 y 152 A.C. según aseguran los historiadores y los principales medios del mundo. Ganó en las pruebas de stadion (una carrera de 180 metros), diaulos (casi el doble que la carrera anterior) y hoplitódromo, donde los atletas llevaban casco, armadura y escudo para demostrar velocidad, fuerza y resistencia. “Corría como los dioses”, dice la escultura en su honor, en la localidad de Rodas. Estas competencias las ganó en cuatro Juegos Olímpicos. Llegó así a las 12 victorias en disciplinas individuales, una marca que mantuvo hasta… ayer.

En 2016, Michael Phelps salió a nadar en los 200 medley con el objetivo de sumar una medalla más, la número 22, a su palmarés. Jamás pensó que esa misma noche quebraría una marca con más de 2000 años de historia. Ayer Phelps consiguió su 13° título individual, rompiendo así la marca de Leónidas.

Desde que se establecieron los Juegos Olímpicos de la era moderna, en el año 1896, nadie logró llegar a esa cifra de 13° victorias individuales, hasta que Michael Phelps consiguió ayer romper esta marca y seguir agigantando su figura.
http://www.lanacion.com.ar/1927518-rio-2016-michael-phelps-no-solo-junta-medallas-rompio-un-record-vigente-desde-hace-mas-de-2000-anos?utm_source=FB-AD&utm_medium=Parti&utm_campaign=1927518

La medalla de oro de Phelps en los 200 metros combinados de Río 2016
Fuente: New York Times

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario