Musculito Blanc se concentra en el Cenard buscando clasificar a las Olimpíadas

Minutos antes de que Leandro “Musculito” Blanc subiera al micro rumbo al Cenard “a concentrar, a entrenar para lograr la clasificación a los Juegos Olímpicos”, dialogamos con el boxeador que aseguró “me voy con el sueño de volver con la clasificación”.

“Tuve una chance en los clasificatorios, estuve en el podio, pero no se me dio ahí, pero tengo dos chances más, por la Liga donde estoy peleando y en el Mundial en Bulgaria”, dijo. “Tengo la mente puesta en eso, en clasificar a los Juegos Olimpicos de agosto en Río de Janeiro”.

Tras su participación en el Pre Olímpico Americano, el púgil concordiense estuvo “un mes descansando con mi familia, pero también entrenando, porque no hay que dar ninguna chance al oponente”, señaló. “Estuve entrenando con mi entrenador Carita González y con la mente puesta en las Olimpíadas”.

El promotor Sergio Krunfli destacó que “después de Remigio Daniel Molina que fue el primer boxeador concordiense en estar en los Juegos Olímpicos, en Barcelona ’92, Leandro es el que más cerca está de llegar a esta instancia”, y mencionó también a “Federico Bruno, quien con el arco es otro concordiense que tiene altas chances”, agregó.

“Leandro se va a jugar una carta muy importante, no sólo para Concordia, sino para todo Entre Ríos en alcanzar esta plaza y clasificar”, enfatizó Krunfli. “El entrenamiento y la preparación la tiene, si tiene un poquito de suerte, en mayo en China o el Mundial en Bulgaria, estoy seguro que va a llegar”.

“Concordia ha tenido muchos campeones y tiene muchos boxeadores disputando títulos a nivel nacional, y hoy en día Leandro Musculito Blanc marca el rumbo”, recalcó Krunfli. “Leandro es un orgullo para la ciudad”, enfatizó.

Por último, Musculito quiso agradecer “al Secretario de Deportes, Marcelo Cresto y al Intendente Enrique Cresto, que siempre están apoyando a todo el deporte de la ciudad. Al Sindicato de Panaderos, que desde un principio me dio una mano. A Krunfli, a los promotores y a los entrenadores, que el apoyo es también emocional, bancándome. Y principalmente a mi familia, a quienes les dedico toda mi carrera”, concluyó el boxeador antes de subir el micro que lo llevó al Cenard donde pasará un intensivo mes de entrenamiento para estar a punto para el desafío en China.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario