“Llamamos al Gobierno de Venezuela a que garantice que los periodistas y otros trabajadores de medios puedan realizar su labor profesional, respetando su libertad de expresión y opinión, sin restricciones ni acosos”, declaró la portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marta Hurtado

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos manifestó su preocupación por los recientes arrestos de periodistas que cubren la actual crisis venezolana (entre ellos tres de EFE, ya liberados), y pidió al Gobierno de Venezuela que detenga esas acciones y libere a otros informadores aún detenidos.

“Llamamos al Gobierno de Venezuela a que garantice que los periodistas y otros trabajadores de medios puedan realizar su labor profesional, respetando su libertad de expresión y opinión, sin restricciones ni acosos”, declaró la portavoz de la mencionada oficina, Marta Hurtado, en respuesta a una consulta de EFE.

Además, la oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet pidió al Gobierno de Nicolás Maduro que “libere a todos los periodistas que continúan detenidos por ejercer su derecho a la libre expresión”, añadió la portavoz en un comunicado.

Llamamos al Gobierno de Venezuela a que garantice que los periodistas y otros trabajadores de medios puedan realizar su labor profesional, respetando su libertad de expresión y opinión, sin restricciones ni acosos

La oficina de la ONU dijo haber tomado nota de los incidentes con periodistas ocurridos en Venezuela desde la semana pasada, entre ellos denuncias de detenciones y deportaciones, que se producen “en un contexto de creciente restricción a la libertad de prensa en Venezuela, aparentemente diseñada para frenar la información independiente en el país”.

“Durante los dos últimos años nuestra oficina ha recibido numerosas denuncias de intimidación y ataques a periodistas locales y extranjeros junto a la confiscación y destrucción de equipos de los informadores, cierres de medios, bloqueos de internet y páginas web”, destacó el comunicado.

Durante los dos últimos años nuestra oficina ha recibido numerosas denuncias de intimidación y ataques a periodistas locales y extranjeros

La oficina de la ONU expresa asimismo su preocupación por la situación de periodistas que siguen detenidos, como el chileno-venezolano Braulio Jatar, en arresto domiciliario y privado de libertad; el reportero gráfico Jesús Medina Ezaine o el alemán Billy Six, actualmente confinado en la prisión del Helicoide.

Los corresponsales de EFE colombianos Leonardo Muñoz y Mauren Barriga y su colega español Gonzalo Domínguez, junto al motorista de la empresa José Salas, fueron detenidos el miércoles en Caracas por el servicio de inteligencia, aunque fueron liberados el jueves.

(Con información de EFE)

Dejá tu opinión o comentario