PAMI : confirman procesamiento de Di Césare

Luciano Di Cesare, titular del PAMI

La Cámara Federal ratificó la acusación por defraudación contra el exinterventor K de la obra social de los jubilados y pensionados. Se lo culpa de haber malversado más de 2.800 millones de pesos del organismo público

La corrupción enquistada en el PAMI es una de las fatales herencias que el kirchnerismo legó al gobierno de Mauricio Macri, y de las cuales Cambiemos debe enderezar su rumbo para lograr una prestación adecuada para nuestros adultos mayores.

Ayer, la Sala II de la Cámara Federal, integrada por los jueces Horacio Cattani, Martín Irurzún y Eduardo Farah, confirmó el procesamiento por el delito de defraudación en perjuicio del erario público al exinterventor del PAMI, Luciano Di Césare. La Justicia acusa al exmandamás del organismo por haber usado más de $2.800 millones para invertir en Letras del Tesor del Estado nacional y no en servicios que mejorara la paupérrima atención que reciben los jubilados.

En su resolución, los camaristas sostienen que lo objetable del procedimiento efectuado por Di Césare, radica en que “en un contexto de falta de controles y de transparencia contable, se hubiere decidido que estaban dadas las condiciones especiales que la ley impone para hacerlo, cuando paralelamente se desatendieron los fines propios del Instituto, afectándose así sus prestaciones, sus bienes y, por consecuente, su patrimonio”.

Caja política

El último delegado de Cristina Kirchner en el PAMI, impidió el accionar de la Justicia, poniendo palos en la rueda para que las autoridades judiciales pudieran acceder a los libros contables del instituto para investigar los mismos.

Graciela Ocaña, exinterventora del organismo durante el gobierno de Néstor Kirchner, en diálogo con Hoy, afirmó que “las irregularidades en el PAMI en los últimos años fueron gigantescas, afectando con eso la vida de millones de jubilados que dependían de la ayuda que les brindaba el Estado a través del instituto”.

Para la actual legisladora porteña, “el PAMI fue usado para mantener la caja política de turno y no para darle un servicio y una prestación adecuada a la gente. No se brindó ninguna clase de detalles sobre el uso que se dio al dinero público, por lo que obviamente Di Césare está sumamente implicado en todos los actos que se hicieron desde el organismo en los últimos años”.

Pruebas concretas

Uno de los motivos que esgrimieron los jueces al momento de confirmar el procesamiento a Di Césare, es que el mismo “tenía a su cargo la administración de bienes destinados a claros propósitos fijados por la ley; esos fines se vinculan a la atención de la salud y bienestar de los afiliados y no fueron satisfechos en el período investigado. Su accionar generó, tanto en lo prestacional como en lo patrimonial, un déficit que está verificado a partir de pruebas concretas”, dejando por sentado el mal desempeño del exfuncionario K.

El PAMI, que supo ser orgullo nacional por ser la primera Obra Social en atención a la tercera edad a nivel mundial, pasa uno de sus peores momentos, donde la ineptitud y la corrupción K, les impide a los más viejos recibir una atención correcta, lo que se paga incluso con la vida de miles de jubilados indefensos.
Hoy

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario