Pami: Orden de captura para el “cerebro” de la estafa

Walter Eduardo Rago habría vendido en el mercado negro remedios retirados a nombre de afiliados muertos.

La Justicia Federal identificó al santiagueño Walter Eduardo Rago, como el presunto mayor responsable de una organización criminal que retiraba costosos medicamentos de la obra social Pami, utilizando órdenes de afiliados que ya habían fallecido.

Estas maniobras le costaron al menos $ 3 millones al Estado nacional, determinaron las pericias. Es por ello que desde el Juzgado Federal se libró una orden de captura nacional e internacional de esta persona, quien desde hace muchos años se radicó en Córdoba.

Sin embargo, Rago estaba presente constantemente en Santiago del Estero para realizar sus ‘negocios’, indicaron calificadas fuentes judiciales a este medio. Viajes frecuentes Incluso, se lo habría visto en los últimos días en nuestra provincia, señalaron los investigadores.

Con la orden emanada por el juez federal Guillermo Molinari, Gendarmería comenzó una búsqueda incesante de Walter Rago, primo de Ariel Rago, dueño de la fotocopiadora de Tribunales que fue detenido días atrás, y que para la Justicia Federal, era un ‘empleado’ de su primo.

Se espera que otras fuerzas de seguridad como Interpol, se sumen a los procedimientos para capturar a este santiagueño. Para la Justicia Federal, habría quedado comprobado que Walter Rago era quien acopiaba los medicamentos y los vendía en el mercado negro, en otras provincias. ‘Los buscaba o través de su primo, de la casa de Alegre (el primer detenido por esta investigación, junto con su pareja) u otros colaboradores’, indicaron las fuentes.

Lujo y ostentación
Fuentes vinculadas a la investigación revelaron a este medio que Walter Rago evidenció un ‘incremento patrimonial importante’, y que mostraba el lujo con el que vivía, como cuando se lo veía circular en vehículos de alta gama. Esta situación no pasó inadvertida para los ‘sabuesos’, para quienes esta ostentación demostraría que Rago era quien mayor usufructo obtenía de una organización criminal formada para enriquecerse a costa de la obra social de los jubilados.

Vínculo y pagos
Siempre en función del proceso, trascendió que también estaba ligado a los Rago un hombre conocido como “El Facha” Villalba. Éste también cayó la semana pasada, durante tres allanamientos en que Gendarmería incautó dos vehículos, $ 8.000, celulares y documentos, entre otras pruebas trascendentes para la investigación, sintetizaron los funcionarios.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario