Perú: “Francisco, aquí si hay pruebas” dice el afiche que reclama al Papa por los casos de abusos sexuales

523 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Tras la polémica que vivió en Chile, donde acusó a las víctimas de un sacerdote pedófilo de haber calumniado a un obispo, una pancarta resaltó el caso de Luis Figari, líder religioso que vive en Roma con el amparo del Vaticano pese a las múltiples denuncias

Un afiche con el mensaje “Francisco aquí sí hay pruebas” con el rostro del peruano Luis Fernando Figari, fundador de un conservador movimiento católico y acusado de cometer abusos sexuales, fue colgada en un edificio frente a un famoso monasterio limeño al que Francisco acudió este domingo.

Días antes de iniciar su gira por Sudamérica, el Vaticano se hizo cargo del controvertido movimiento católico Sodalitium Christianae Vitae y designó un comisionado para hacerse cargo del grupo que tiene alrededor de 20.000 miembros en toda Sudamérica y Estados Unidos.

Aunque Figari nunca fue acusado, muchas de las denuncias contra él, de abuso y humillación, fueron confirmadas al final por una investigación de la Iglesia. Se ordenó a Figari poner fin a todo contacto con los miembros de la sociedad y desde entonces vive en Roma, bajo el amparo del Vaticano.

El mensaje colgado en el edificio hace alusión a lo ocurrido en Chile, donde Francisco acusó a las víctimas del mayor sacerdote pedófilo de ese país de haber calumniado a otro obispo, Juan Barros. “El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, allí voy a hablar”, dijo Francisco a periodistas chilenos en la norteña ciudad de Iquique. “No hay ni una sola prueba en contra, todo es calumnia ¿Está claro?”, añadió desatando la molestia en Chile.

Las víctimas afirman que Barros sabía del abuso cometido por el cura Fernando Karadima pero nunca lo detuvo o denunció, lo cual es negado por Barros.

El caso Figari

La fiscalía de Perú solicitó prisión preventiva en diciembre para cuatro miembros del Sodalicio, entre ellos Figari, por abusos sexuales.

Ninguno de los acusados es sacerdote. Figari, quien alega ser inocente, vive en una casa de retiro en Roma, amparado por un decreto del Vaticano que le prohíbe volver a Perú.

El Sodalicio admitió que al menos cuatro de sus líderes, entre ellos su fundador, “abusaron sexualmente de 19 menores y 10 mayores”. Según las denuncias, los abusos ocurrieron entre 1975 y 2002.

Figari, de 70 años, fundó el Sodalicio en Perú en 1971. Reclutaba a adolescentes de colegios privados de clase alta y los llevaba a vivir en comunidad como “soldados de Cristo”. El movimiento se expandió a Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Costa Rica, Ecuador e Italia.
Infobae

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Dejá tu opinión o comentario