Pide 4 años de prisión para el escribano del Gobierno

El fiscal solicitó esa pena para el escribano Mayor de Gobierno, Francisco Gastaldi. Lo acusa de estafa, fraguar documentos públicos y quedarse con propiedades.

El fiscal Agustín Gianini informó que pidió para los acusados diferentes penas: “Para el escribano Mayor de Gobierno, Francisco Gastaldi, 4 años de prisión y para su hijo, 3 años. En tanto, para Jorge Mario Rodríguez 3 años de forma condicional por el delito de estafa”.

El 23 de noviembre se dará a conocer el fallo en el que se acusa de estafa, de fraguar documentos públicos y de quedarse con propiedades de un hacendado de Gualeguay, al escribano Mayor de Gobierno.

Francisco Gregorio Gastaldi, hijo del funcionario y Jorge Mario Rodríguez se pusieron al frente de la maniobra financiera para que los bienes del hacendado Héctor Alfredo Ascar quedaran fuera de la herencia de su hija. “El fideicomiso tenía 37 inmuebles, en su mayoría son terrenos rurales, que sumaban unas 900 hectáreas”, a excepción de tres inmuebles urbanos, explicó Gianini.

“Esta condena que se pidió es por la maniobra del traspaso de los bienes a un fideicomiso de Ascar, con un plan concreto de desheredar los bienes a la pretensa hija que había iniciado un trámite de filiación. Entonces, con el conocimiento de que la hija estaba por hacer el trámite, pone en conocimiento a los partícipes y se empieza a orquestar la estafa”, explicó el fiscal.

“Si hoy Ascar viviera estaría imputado, porque es el autor de los hechos y los demás acusados son partícipes necesarios que hicieron un aporte sin el cual el delito no se hubiese cometido de la forma en que se cometió. Esta es la hipótesis de la Fiscalía. Entendemos que Ascar dispuso de sus bienes en vida, pero también hay muchas hipótesis de lo que pudo haber hecho con el dinero. En realidad se supone que lo transfirió y ocultó, es nuestra hipótesis. Podría haber hecho una venta pésima, pero no la hizo, lo ocultó. El derecho de la propiedad no es absoluto, como cualquier derecho”, detalló Gianini.

Sobre el fideicomiso, el fiscal indicó que “son 37 bienes rurales, no son extensos, pero entre todos suman un total de 900 hectáreas. La administración la tiene María Andrea Martínez Ascar (hija del hacendado) pero el fideicomiso sigue vigente. La fiscalía ha pedido llevar a juicio y exponer la hipótesis, ya han declarado 15 testigos, se aportó documental, se esclarecieron estos hechos que la víctima denunció y ahora se pasará al tema de la discusión que plantean si hay alguna situación penal y cuál es el delito”.

Es decir, “lo que se expuso en el juicio oral es un tema controvertido, hay elementos de la defensa que sostienen la legitimidad de la escritura y hay elementos de la Fiscalía y la querella que pondría en juego la validez de la misma. Este no es un juicio en el que se busca invalidar o retener una sentencia de simulación de la escritura, sino que queremos saber si hubo o no una maniobra de estafa. Si secundariamente quedaría en evidencia que la escritura no fue tal, será una cuestión accesoria de la sección penal y se deberá dirimir en una cuestión civil”.

Finalmente se le consultó al fiscal si hubo algún tipo de presión desde el poder político, a lo que respondió: “De ninguna manera, hemos invitado a que las partes puedan llegar a un acuerdo porque estos son delitos patrimoniales. Lejos de recibir alguna presión, lo que hemos tratado es de darle resolución del conflicto porque entendimos que se podía hacer a través de un acuerdo. Nosotros tenemos una forma autónoma e independiente de tratar esto”.

La causa

Gastaldi es sindicado como el arquitecto de un fideicomiso fraudulento que tuvo como objetivo desheredar a una hija no reconocida por el hacendado Héctor Alfredo Ascar.

Según los fundamentos de la denuncia, Francisco Gregorio Gastaldi, hijo del funcionario, y Jorge Mario Rodríguez se pusieron al frente de la maniobra financiera para que todos los bienes del hacendado quedaran fuera de la herencia de su hija. El fideicomiso incorporaba 37 inmuebles, en su gran mayoría rurales, con excepción de tres inmuebles urbanos, como surge del detalle del “Contrato de Fideicomiso Productivo Sujeto a Plazo”.

La escritura fue realizada por Silvina Lacorazza en el estudio de Gastaldi, según contó la propia escribana. La misma llevaba el Registro de Protocolo Número 16, que corresponde a Gastaldi padre.

El hombre que certifica los actos del gobierno de Entre Ríos ya tuvo el año pasado una condena por un caso similar, pero siguió en funciones. En ese momento fue condenado por haber hecho una escritura de cesión de bienes a un hombre que se estaba muriendo. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) determinó que esa persona no estaba en sus cabales para tomar tal decisión.
Fuente: Análisis Digital

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario