Pidió por facebook que manden a la policía a su casa porque querían asaltarla

“Auxiliooo” escribió en su muro. Estaba desesperada, mientras dos hombres intentaban romper la puerta para entrar a la vivienda. “Manden la Policía por favor”, pidió mientras escondía a su hija debajo de la cama.
Sus contactos alertaron a la Policía.

La historia de esta vecina de Concordia tuvo un buen desenlace. La Policía llegó hasta su casa, alertada por varios de sus contactos en la red social Facebook, y evitó que al menos dos hombres ingresasen a su vivienda.

Lo que pasó antes fue “realmente horrible”, confesó en diálogo con El Entre Ríos. Recordó que, en la mañana del martes, le habían robado algunos elementos que estaban el patio como unas prendas de vestir y zapatillas de su hija que estaban guardando en cajas ya que pronto se mudarán.

“Rompieron el tejido, desoldaron la reja del vecino que aparentemente está de vacaciones y pasaron rompiendo el tejido y las dos medias sombras que separa mi garaje de la casa del de al lado. Hicieron un hueco y sacaron todo”, explicó y contó que fue ese mismo día, por la tarde, que avisaron al propietario y repararon el tejido.

El miércoles por la mañana, alrededor de las 8, despertó alertada por los ladridos del perro. “Lo patearon, miro por la ventana y veo a los tipos que patean la puerta de casa que es corrediza porque no podían abrir la reja”, describió.

Continuó su relato diciendo que los delincuentes intentaban mirar por la ventana, a través de un ventiluz ubicado en la cocina. “Seguían pateando la puerta así que desperté a mi hija y la metí debajo de la cama con una almohada”.

Mientras tanto, intentó comunicarse con el Comando Radioeléctrico pero no lograba establecer contacto. “No sé cómo ni de dónde se me ocurrió pedir ayuda en Facebook”, añadió luego. Allí fue cuando posteó una sóla palabra: “Auxiliooo”, a lo que le añadió un siguiente mensaje en el mismo minuto: colocó la dirección de su casa.

Un minuto después fue más al grano: “Manden la Policía por favor estoy sola con (el nombre de su hija) x favor”. Fue suficiente para que sus contactos alertasen a la fuerza de seguridad, como también recibió un llamado. “Me llamó una compañera de trabajo. No atendí pero ellos escucharon el sonido”, aseguró.
“Vamos vamos”, dijo uno de los ladrones pero el otro continuó golpeando con más fuerza la puerta. “Está la mina”, decían hasta que escuchó como si se rompiese un hierro y luego todo fue silencio hasta que finalmente “escuché el grito de la Policía. Señora salga, dijeron la sacaran a mi hija de debajo de la cama y vieron cómo rompieron todo”.

Está agradecida y pidió expresamente dar las gracias a todos los que le dieron una mano, tanto al ver su estado en Facebook como luego al llamar a la Policía. “Llamó un montón de gente hasta que cuando fueron seguían llamando me dijeron los policías”, expresó y además ponderó la celeridad y pofesionalismo con la que actuaron los uniformados que fueron a su casa.

El cierre del relato es otro posteo en la red social: “Solo Gracias, no sé qué ángel llamó a la Policía y llegaron justo cuando mi hija estaba debajo de la cama y yo muerta en vida sosteniendo la puerta de la habitación. Gracias gracias, no tenia forma de pedir ayuda. Les agradezco tanto a todos”.
El Entre Ríos.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario