Prostitución VIP: “a Alfonso no lo hubiesen ubicado a dos cuadras de mi casa”

Cristina Escobar, madre de la chica víctima de trata, aseguró que están entregadas todas las pruebas para que se realice el juicio. Contó que el juez debió haber previsto la situación.

Cristina Escobar, madre de Sofía, la menor víctima de trata, se quejó de la decisión judicial por la cual el locutor Gustavo Alfonso se halla ubicado con prisión domiciliaria a tan solo dos cuadras y media del domicilio de la víctima. Escobar informó que “ya están entregadas todas las pruebas necesarias para que se eleve a juicio y ahora hay que esperar la fecha”.

“Desde el primer día que salí a buscar a mi hija ésto es un peregrinar, todos los días, no es fácil”, dijo con voz cansina Cristina Escobar, para agregar que “gracias a Dios tengo su fuerza, primero que nada; después tengo a mi familia que está continuamente apoyándome en esto para que realmente se haga justicia. Mi familia es mi hija, que está en tratamiento, y su bebé”.

También agregó que tiene que viajar para ir a verla. “Esto es todo un costo, un trastorno, pero lo importante es que ella se está recuperando. Tampoco fue fácil para ella, las secuelas quedan, ella día a día tiene que seguir luchando”.

Consultada sobre quien le cubre los gastos, comentó, “que nadie me cubre nada, todo eso lo sostengo con mi trabajo” y acotó, “Gracias a Dios que dí con un buen lugar, la llevé y realmente la están tratando y conteniendo”.
El procesado está a dos cuadras de su casa
Uno de los procesados está con prisión domiciliaria y esto genera que ella opine que el juez debió prever eso, “porque está acá a dos cuadras y media de mi casa y a mí me parece que eso tendría que preverse”, se quejó. “Obvio que yo tomo todos los recaudos necesarios para estar siempre con cuidado, pero uno nunca sabe el pensamiento del ser humano como puede reaccionar”, dijo preocupada.

“Entonces es como que se tiene que esperar a que suceda algo para mandarte custodia y no te resguarda en el momento que se necesita, yo no voy a esperar a que me ocurra algo para salir corriendo a pedir una custodia, para mí la prevención tiene que estar aquí y ahora”, exigió.

“Más allá que diga que está enfermo, que está en todo su derecho, pero lo hubieran ubicado en otro lugar y no a dos cuadras y media de mi casa, yo voy a la esquina a tomar el colectivo para ir a trabajar y puedo ver la casa de él”, describió.

“Yo si lo llego a ver y tengo pruebas fehacientes que está afuera de su casa haciendo lo que no corresponda a lo que la ley le permite, no voy a dudar en denunciarlo”, advirtió.

La mujer abogó para que se cumpla el famoso slogan de #NiUnaMenos, porque “para una niña víctima de trata como mi hija, las consecuencias que después trae son para siempre y la familia queda marcada, aparte no quiero que otras madres y sus hijas vivan lo que a mi me tocó vivir”, finalizó.
Fuente: Diario del Sur

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario