En horas de la mañana de este lunes, una familia se encontraba paseando por el predio del Parque San Carlos a bordo de su auto Fiat 600. Por causas de un desperfecto en el sistema de combustible, el auto comenzó a incendiarse. Ante el ruido de la explosión y gritos de la niña, rápidamente acudió el Guardaparque de San Carlos, Marcelo Cortiana, quien junto al personal de Seguridad del Castillo, lograron sofocar el incendio y ayudar a la familia, para que el incidente no pase a mayores sin que deban lamentarse males mayores. La familia, agradeció la rápida colaboración y asistencia del personal municipal.

Dejá tu opinión o comentario