Renzo Oliva, el pequeño paranaense de dos años que al nacer tuvo retinopatía del prematuro, continúa en China con los pasos previos al tratamiento para cumplir con su sueño y el de toda su familia: Poder ver.

A pesar de que el proceso puede demandar bastante tiempo, en las últimas horas la familia del chiquito comunicó que el médico que encabeza el tratamiento les informó que Renzo “tiene posibilidades de recuperar un 80% de la visión”.

“Es un proceso lento. Puede llevar hasta un año ver el máximo que se espera. Nos explicaron que es como el desarrollo de un niño: Se espera que sostenga la cabeza a los tres meses, se mantenga sentado a los seis meses o se pare al año. Puede que sea precoz y se adelante dos semanas. Pero adelantarse dos meses es imposible”, precisaron.

Este miércoles le harán el primer implante de células madres. Carla, la mamá del niño, mantuvo una reunión con los profesionales médicos que investigaron este tratamiento de implante de células madres, en la que le explicaron que hay dos clases de células madres: “Las células madres nervio ópticas son las que van por punción lumbar y le generan la parte nerviosa de la retina”, indicó, al tiempo que aclaró: “Esas son las más importantes, pero necesita que la retina esté fuerte”.

De acuerdo a lo que se indicó, al pequeño le implantarán “células madres maculares a través de las venas. Eso le formará el músculo y las venas de la retina”.

“Los médicos son muy optimistas sobre las posibilidades para que Renzo pueda recuperar su visión, y según nos explicaron, primero se notará en su ojo derecho”, subrayó.

También le van a poner un suero con nutrientes que son necesarios para que las células madres crezcan. “Tiene que comer muchas proteínas que tienen la leche y el yogur y vitaminas que hay en las frutas y verduras. Una vez que termine el tratamiento en China tiene que llevar medicinas para seguir tomando”, expresaron.
Fuente: Elonce.com

Dejá tu opinión o comentario

Bendiciones!!! Que asi sea

Gracias Diosito bendicelo