Luciano Cefaratti, vice del Canalla, le tiró la presión a la AFA. «Boca no puede levantar una copa manchada».

«Queremos un punto de inflexión en el fútbol argentino. Una decisión inédita: que la final de la Copa Argentina se vuelva a jugar», remarcó Luciano Cefaratti, vicepresidente deRosario Central.

En el Canalla sienten que le robaron el partido y presionan para que se tome una medida histórica. «Boca no puede levantar la copa manchada», continuó en diálogo con La Red y remarcó: «Es un pedido de todo el fútbol argentino. Todos los que queremos un fútbol distinto».

Además, pidió la cabeza de Diego Ceballos. «Esto no puede volver a suceder. Ya debe ser separado del arbitraje», cargó el dirigente, que cerró: «Está en la conducción de la AFA tomar esta determinación y mostrar que las cosas se pueden hacer distinto».

Dejá tu opinión o comentario