Salto Grande colabora con la Comunidad de Vida Juan XXIII para la rehabilitación en adicciones

La Delegación Argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande brinda su apoyo para el funcionamiento de este Centro destinado a la recuperación y contención de jóvenes, varones mayores de 18 años que voluntariamente deciden comenzar a rehabilitarse.

Además se colaboró en el equipamiento de una panadería en la Institución
El proceso de rehabilitación supone un camino de 15 meses aproximados, y cuenta con más de cuarenta jóvenes de Concordia y de las localidades de Federación, Colón, San Jaime y Federal; además de acoger a chicos de Concepción del Uruguay, Chaco y Buenos Aires.

“Hoy nuestra casa-comunidad cuenta con cuatro etapas habilitadas con sus respectivos servidores y los internos quienes cumplen diariamente con una rutina de vida comentada en la oración, obediencia y disciplina, trabajo, huerta y granja, deporte, momentos personales y comunitarios”, comentó el Padre Daniel Petelín y agregó “a futuro anhelamos agrandar nuestras instalaciones para brindarles comodidad y tener mayor espacio para albergar más personas afectadas por esta enfermedad social. Queremos lograr una reinserción laboral para cada joven en rehabilitación, generando el hábito y la cultura del trabajo”.

Por su parte, el Presidente de la Delegación argentina ante la CTM de Salto Grande, Roberto Niez señaló: “no dudamos en colaborar con este centro porque la tarea que se realiza aquí es sumamente importante y hay muy pocos lugares en la provincia que ofrecen un espacio de contención para la recuperación de los jóvenes con adicciones. Es una oportunidad única que se le da a los chicos que no tienen recursos y aquí son contenidos y recibidos de manera gratuita y con todo el amor, es algo realmente muy valioso”.

El centro se mantiene con la generosidad de una red de personas que aportan mensualmente, ventas de pollos y de aportes como el que realiza mensualmente la Delegación Argentina para su funcionamiento.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario