Se colocaron ovitrampas en diferentes puntos de la ciudad

3188 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Nación, provincia y municipio articulan acciones para prevenir la leishmaniasis en Concordia

La coordinadora de Zoonosis del hospital Masvernat Dra. María Esther Aldaz, junto a la licenciada María Eugenia Urgés , investigadora del Centro Nacional de Diagnóstico e Investigación de Endemo-Epidemias del Instituto Malbrán, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, dieron precisiones sobre las acciones de prevención de la enfermedad que se llevan adelante mediante la identificación de vectores. Para tal fin se colocaron ovitrampas en diferentes lugares de la ciudad. El gobierno de Entre Ríos, a través de la coordinación departamental de Salud, aportó la logística para el operativo.

Aldaz precisó que se está haciendo un relevamiento del vector. “Se diseñó un software en el cual se dividió la ciudad en áreas. En cada área que visitamos pedimos permiso a los vecinos para ingresar a sus viviendas y buscamos lugares específicos que permiten que este vector se reproduzca. Allí se coloca una trampa y a la mañana siguiente la recogemos”, indicó la coordinadora de Zoonosis.

Respecto a cómo ha tomado la población esta iniciativa, la doctora dijo que “muy bien, la gente ha sido muy amable y colaborativa”.

Por su parte, la investigadora del Centro Nacional de Diagnostico e Investigación de Endemo-Epidemias del Instituto Malbrán, María Eugenia Urgés, sostuvo que “estamos dando apoyo a la Provincia y al municipio teniendo en cuenta que hay registros de que en 2015 apareció el vector en la ciudad. Nuestro objetivo es evaluar la distribución en la ciudad por lo que tratamos de cubrir las distintas fisonomías y pusimos trampas en zonas urbanas, costeras y periféricas o rurales de Concordia para abarcar a todos y evaluar si el vector sigue en el mismo lugar donde se lo encontró en 2015 o si se distribuyó hacia otros lugares”.

Luego agregó que el trabajo post muestreo implica “revisar cada una de las muestras en el laboratorio para identificar los vectores y en un mes aproximadamente se podrá tener el resultado del relevamiento”.

Urgés detalló además que la trampa consta de una batería que alimenta un ventilador de computadora y una corona de luces led ultravioleta que actúan como atractores del insecto. El cooller de la PC genera una columna de viento que no permite que el insecto vuelva a escapar y quedan retenidos en una media hasta la mañana siguiente. “Es importante que la trampa esté activa toda la noche porque es el horario de actividad del vector”, explicó la investigadora.

El equipo utilizado es de todas las instituciones que colaboran con este relevamiento, equipamiento de la provincia y también otros prestados por la Fundación Barceló de Santo Tomé, Corrientes, y del Instituto Nacional de Medicina Tropical en Iguazú. El municipio suministró móviles como así también la Dirección de Epidemiología de la provincia que facilitaron el traslado.

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca
  •  

     

  • Dejá tu opinión o comentario