Se destapa la olla de Alicia Kirchner en el MDS. facturas adulteradas por millones de pesos

La Ministro de Desarrollo Social Alicia Kirchner – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
11/07 – 09:15 – Un fraude millonario en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, involucra de manera directa a la actual gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner y su Jefa de Gabinete de Asesores durante 8 años, María Cecilia Velázquez. Más de 3 millones de pesos con facturas truchas. ¿Dirá Alicia (como CFK) “alguien le dio la plata y no fui yo”?.

María Cecilia Velázquez fue Jefa de Gabinete de Asesores de Alicia Kirchner frente al Ministerio de Desarrollo Social por 8 años y a ahora que su jefa es gobernadora, pasó a revistar al frente de la Casa de Santa Cruz, a pesar de estar apuntada por una grave denuncia por defraudación contra la administración pública, tal como lo señala el artículo del periodista Ignacio Ortelli, en Clarín.

La presentación del organismo que dirige Laura Alonso se dio a raíz de una auditoría interna que se realizó en Desarrollo Social sobre el manejo de los fondos rotatorios y las cajas chicas, en el período entre julio y diciembre de 2015. Allí se da cuenta de irregularidades en las rendiciones de gastos, como el uso de facturas apócrifas o adulteradas, por $3.327.740, sólo en ese período. La cifra, que puede resultar baja si se tiene en cuenta que el ministerio controlaba miles de millones de pesos anualmente, representa el 40% del total analizado sobre los fondos destinados a “Eventos y Jornadas Sociales”, indica Ortelli.

Detectaron facturas con montos “dibujados” aumentados exponencialmente, que diferían entre lo realmente facturado por las empresas y la factura rendida ante el Ministerio.

“Según la documentación aportada por el proveedor (La Esquina del Deporte), señala Clarín, la totalidad de las facturas enunciadas, no corresponden al Ministerio de Desarrollo Social, sino que fueron emitidas a nombre de consumidores finales, por otros importes y durante el año 2014”, se detalla, al pie de un informe en el que se enumeran seis facturas fechadas en 2015, por un importe cercano a los dos millones de pesos.

Tal como resalta la denuncia, al confrontar con el proveedor, los auditores se encontraron con la novedad de que se trataba de facturas de compras de particulares que habían sido copiadas ó adulteradas y que sólo coincidían en la numeración con los comprobantes que constaban en el ministerio.

En la Oficina Anticorrupción descartan que se trate de un error de expediente ya que, además, el importe y concepto de cada factura es muy distinto al que figura en el expediente que posibilitó su pago. Por caso, la número 00000374 del proveedor citado más arriba, completada en forma manuscrita, es por $ 2.560 y corresponde a la compra de 9 rodilleras, 18 canilleras, 12 tobilleras, 6 musleras, 20 vendas y 3 muñequeras. Mientras, en Desarrollo Social se presentó una con idéntica numeración, aunque realizada en computadora, por $ 247.150. ¿Bajo qué concepto? Quien la adulteró, no tuvo demasiada imaginación: “2800 gorras con dos logos oficiales estampados, 2800 remeras y 450 banderas”, dice el comprobante.

La factura 00000387 es aún más contundente: la original es por apenas $645, mientras que la adulterada es por $479.500. Hay ocho facturas más, de otros dos proveedores, que también habrían sido adulteradas, por más de un millón de pesos.

¿Por qué la OA vincula directamente a Cecilia Velázquez? Señala que la funcionaria de fuertes lazos con Alicia Kirchner era “quien tenía la obligación de rendir cuentas de los montos erogados” en los casos analizados y resalta que “existe prueba suficiente para sospechar que sería responsable de las conductas ilícitas”. Advierte, además, que cada expediente en el que se detectaron irregularidades “posee un informe final de rendición del evento correspondiente donde Velázquez da cuenta que los servicios fueron efectuados en tiempo y forma” y pide que se la investigue por el delito de defraudación contra la administración pública, que prevé una pena de entre dos a seis años de prisión, concluye Ortelli en su investigación.

Nos preguntamos si cuando todo esto y mucho más del ex Ministerio de Alicia, llegue desempolvarse y los millones de pesos truchados comiencen a fluir, la gobernadora, en tren de desligarse de lo obvio, replicará las palabras de su cuñada: “Alguien le dio la plata y no fui yo”. (Agencia OPI Santa Cruz)

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario