“Se les terminó el negocio”

Un intendente descubrió empleados municipales que cobraban hasta 4 contratos, además de irregularidades en la pauta publicitaria con los medios. Inició una fuerte depuración.

Al momento de asumir, Bruno Sarubi comprobó que el Municipio de La Paz contaba con mil empleados, unos en planta permanente y otros contratados. “Eso equivale al 75% del presupuesto municipal”, indicó. Finalmente, junto a su equipo de trabajo, revisaron los contratos y dieron de baja cerca de 100 “por irregularidades”.

“Había muchos casos irregulares. Existían contratos de gente que no trabajaba y otros que cobraban 3 o 4 contratos. En esos casos uno trabajaba y para mejorarle el sueldo le hacían contratos a nombre de la mujer y los hijos. Lo mismo pasaba con algunos de planta permanente”, detalló Sarubi. Según el intendente también “se contrataban servicios y como no eran monotributistas, se le daban 3 o 4 contratos para pagar el monto del servicio. Esas cosas se terminaron”.

Situación similar se daba en la relación con medios de comunicación: “En vez de hacer una pauta publicitaria se daban contratos a los periodistas”, dijo Sarubi.

Finalmente aclaró: “Hubo algunos contratos que se dieron de baja en áreas sensibles y que se necesita gente de confianza como la Secretaría Privada del intendente, el equipo de prensa. Son 10 o 15 contratos en esa situación, los otros se dieron de baja por irregularidades, porque no se presentaban a trabajar”.

El jefe comunal destacó: “Entendemos la cuestión social, pero hay una sobrepoblación. Terminamos con los irregulares y se terminó el negocio a varias personas. Tuvimos algunas amenazas pero no más que eso porque surgió inmediatamente un apoyo importante de la sociedad en los medios y en las redes sociales”, concluyó.
Fuente: 9 Ahora

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario