Se prevé un repunte del consumo interno, según una consultora privada

El escenario económico y político de corto plazo es “favorable para el consumo”, a partir de las mejoras en los ingresos de los sectores populares y el aumento de la confianza sobre la evolución a futuro.

Lo destacó el reporte semanal de Management & Fit Consultora (M&F).

El análisis destaca que la proximidad de un recambio de gobierno “da pie a una mejora de las
expectativas sociales, efecto potenciado por la fallida materialización de pronósticos negativos formulados tiempo atrás”.

El análisis destaca que el retraso en el cierre de paritarias condicionó la recuperación del consumo, como se observó en la baja de las ventas en shoppings en mayo (-4%), luego de tres meses favorables, lo cual marca una suba de apenas 0,3% en lo que va del año, mientras en los supermercados la retracción es de 1% desde enero y la venta de autos acumula una caída de 22%.

“Los conflictos gremiales, disparados por el impuesto a las Ganancias y la pauta oficial en las negociaciones colectivas, dilataron los aumentos para los trabajadores sindicalizados en relación de dependencia”, evaluó la consultora.

No obstante, agregó, “cumplidos los acuerdos con los gremios más importantes, el salario real de los trabajadores debería verse robustecido en los próximos meses”.

“En efecto -constata M&F- según datos del Ministerio de Trabajo, los convenios firmados en el primer semestre alcanzaron a 4 millones de trabajadores, es decir, alrededor del 60% de los asalariados registrados”.

“Más aún, el reciente incremento de las asignaciones familiares, por embarazo y AUH (de 30%) debería reforzar este efecto”, añade el reporte.

Las expectativas, considera Management & Fit, “también configuran un escenario favorable para el consumo”.

“El pesimismo económico viene en descenso desde septiembre pasado, habiendo alcanzando en mayo el porcentaje más bajo desde comienzos de 2011 (33%)”, puntualiza la consultora.

A la vez, el Indice de Confianza del Consumidor relevado por la Universidad Di Tella, que sintetiza las percepciones económicas presentes y futuras, refleja una dinámica similar, registrando aumentos desde hace un año.

“Así, con mayor confianza y mejores ingresos, la cautela de los hogares al momento de tomar decisiones de consumo podría relajarse, al menos en el corto plazo”, concluye el estudio.

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario