Según el Presidente Macri esto es lo que encontraron en diciembre

En marzo de 2016 el Presidente se comprometió a publicar los datos, área por área, de lo encontrado en el Estado Nacional en diciembre de 2015.

Pobreza
“No podemos tolerar que en un país como el nuestro, con tanta riqueza, todavía mueran chicos de hambre”

En diciembre de 2015 Argentina carecía de estadísticas oficiales sobre la situación social de sus habitantes. Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica, el 29% de la población vivía en situación de pobreza y el 6% en la indigencia al cambio de gobierno.
Una de cada tres familias, casi cuatro millones en total, no tenía un hogar digno donde vivir.

A muchas de ellas, por otra parte, el Estado no las alcanzaba con los programas que deberían brindarle asistencia: había más de un millón de niños que podían estar cubiertos por la Asignación Universal por Hijo pero que sin embargo no la estaban recibiendo. La política de desarrollo social se basaba en el asistencialismo, pero sin planificación, seguimiento o políticas de transformación real de las condiciones de las personas que lo necesitaban.

Inflación
“Desde hace una década la Argentina es uno de los países con mayor inflación del mundo”

A fines de 2015 Argentina era uno de los países con más inflación del mundo, con un promedio anual reciente de más del 20%.
Durante los diez años anteriores se había acumulado una inflación de aproximadamente el 700%.

La causa principal de esta inflación fue el uso del Banco Central para financiar el gasto público y pagar los servicios de deuda pública. Las estadísticas económicas se adulteraron como nunca en la historia y aquellos que observaban cifras distintas de las oficiales fueron intimados a través de medios judiciales a llamarse al silencio.

Trabajo
“Durante los últimos 4 años no creció el empleo en la Argentina”

Desde 2012, la Argentina dejó de crear empleos formales. Para compensar la falta de generación de empleos en el sector privado, se decidió ocultar la problemática a través de la expansión del empleo público.
En 2015, un 51% de la población potencialmente activa del país tenía problemas de empleo.

Uno de los principales problemas del mercado laboral argentino era la informalidad. Algo más de cuatro millones de trabajadores privados se encontraban en situación de informalidad, número que permaneció prácticamente inmóvil durante los diez años previos al cambio de gobierno.

Seguridad
“La seguridad no es una sensación, es un flagelo que ha sido negado sistemáticamente”

En diciembre de 2015, dos de las principales preocupaciones de los argentinos eran la inseguridad y el narcotráfico, que habían crecido en el país hasta llegar a convertirlo en el tercer proveedor mundial de cocaína y el país con la mayor tasa de robos del mundo. Algunos datos de organismos internacionales, como Naciones Unidas, evidencian el aumento de la inseguridad durante esos años.
De acuerdo con la ONU, Argentina era en 2013 el país con la mayor tasa de robos del mundo: 973,3 robos cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, la reconstrucción de algunas cifras realizada por organizaciones sociales muestran también un aumento en la tasa de homicidios entre 2008 y 2013. Datos del Ministerio de Salud muestran que la tasa de homicidios creció un 45% en ese tiempo.

PAMI
“En el PAMI hemos encontrado despilfarro y corrupción como en las peores épocas”

Las nuevas autoridades encontraron un PAMI sin información, con una situación financiera alarmante y una enorme cantidad de irregularidades que están siendo investigadas por la justicia. En diciembre de 2015, el PAMI acumulaba una deuda de 5.500 millones de pesos y perdía unos 250 millones por mes.
Esto sucedió con la complicidad de las autoridades del Instituto que estuvo involucrado en diferentes maniobras para desviar fondos, como la emisión de recetas a nombre de afiliados fallecidos.

La calidad de atención es otra de sus deudas pendientes. Las ambulancias estaban en mal estado y no eran reparadas, más de 16.000 sillas de ruedas estaban arrumbadas en galpones del instituto. Los enfermos se amuchaban en camillas en los pasillos porque las salas, inundadas o llenas de ratas, no se podían usar. Los afiliados esperaban turnos por meses.

Energía
“Pasamos de un país que generaba más energía de la que consumía, a un país que debe importar parte de sus necesidades”

El sector energético fue uno de los más debilitados y peor gestionados por la política pública durante la década anterior a diciembre de 2015. Las nuevas autoridades encontraron infraestructura deteriorada, déficits en generación, irregularidades en el comercio exterior, subsidios abultados y arbitrarios y una crisis notoria en la provisión de energía.
Entre 2003 y 2014 se perdió un stock de reservas equivalente a casi dos años de producción de petróleo y a más de nueve años de producción de gas.

La balanza comercial energética pasó de un superávit de 4.900 millones de dólares a un déficit estimado de 5.000 millones de dólares entre 2003 y 2015. Así, Argentina perdió su autosuficiencia energética.
Este diagnóstico no debe servirnos para deprimirnos, ni siquiera para enojarnos. Tiene que servir para que tomemos conciencia de la magnitud del desafío que tenemos por delante. Pero sobre todo, para reafirmar que somos mejores que esto, que la vida que llevamos. Los argentinos juntos podemos lograr superar cada uno de estos problemas.
casa rosada

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario