“Si voy preso, que sea en la celda de al lado del padre de Macri” dijo Moyano

316 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

El sindicalista vinculó al oficialismo con las causas judiciales en su contra y alertó sobre la inflación.

Dispuesto a confrontar como nunca antes con el presidente Mauricio Macri, Hugo Moyano se defendió ayer de las causas judiciales que se amontonan en su contra y sugirió que el Gobierno estaría detrás de esta ofensiva.

El jefe de los camioneros, a quien lo investigan por lavado de dinero, entre otras presuntas irregularidades vinculadas al gremio y al club Independiente, del que es presidente, ironizó cuando le consultaron si temía ir a la cárcel. “Si voy preso, que sea en la celda de al lado del padre de Macri”, dijo ayer durante una entrevista televisiva en Crónica, en la que se refirió a varios temas.

El avance judicial contra Moyano tuvo una acelerada en 2018: se le abrieron tres procesos judiciales en menos de un mes. Uno es por el presunto lavado de dinero y desvío de fondos del sindicato hacia un holding de empresas vinculadas a su esposa, Liliana Zulet, y a dos hijastros. La Procuración de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) también lo denunció por lavado de activos y presunta evasión impositiva: apuntó al cruce de operaciones entre camioneros y la empresa postal OCA. Y la tercera causa es aquella en que se lo acusa de ser parte de una asociación ilícita y de fraude contra Independiente por presuntos negocios ilegales con la barra brava del club.

“¿Evasión de qué?”, eludió la consulta sobre el cargo del que se lo acusa. Y agregó sobre la firma postal OCA: “Está casi fundida. Ayudamos a pagar los sueldos. Pusimos 50 millones de pesos. No soy el dueño. Decían lo mismo sobre Covelia”.

De los tres procesos judiciales que se le abrieron a Moyano en lo que va de 2018, el que más lo inquieta sería la causa de Independiente. No le preocupan las pruebas que puedan surgir, sino que se trata de la única causa en la que su hijo Pablo está demasiado expuesto en calidad de imputado. Pablo Moyano es vicepresidente primero del club y era uno de los tantos directivos que mantenían trato con la barra brava.

“Nunca lavé dinero. No hubiera sido votado por el 90 por ciento de los socios. Si le pegan a Pablo, me pegan a mí”, relativizó la acusación el jefe camionero, que estuvo acompañado en el estudio televisivo por Daniel Llermanos, uno de sus abogados.

También se refirió al entramado de negocios que une a las empresas de su esposa con el sindicato de camioneros. “Toda la vida se dedicó a esto. Su prepaga nos cuesta 1000 pesos y otra nos costaría 8000. No soy empresario”, defendió el vínculo comercial con Zulet. Se refirió así a la prestadora médica Iarai, que trabaja con los camioneros. Pero Zuley y sus hijastros, además, administran una constructora (Aconra SA) y una empresa que diseña indumentaria (Dixey SA). A través del holding de empresas, Moyano y Zulet ampliaron su red de propiedades en Parque Leloir, según un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF).

En la parte más política de la charla, Moyano reconoció que no habla con Macri desde hace aproximadamente dos meses y fue crítico del rumbo económico y de algunas medidas, como la reforma previsional y el intento de modificar la legislación laboral. También se refirió a las paritarias: “La inflación va a superar el 20 por ciento y quieren imponer el 15”.

Pablo Moyano también vinculó ayer la ofensiva oficial al rechazo de su sector a la reforma laboral: “Hay una persecución y un intento de desprestigiar. El Gobierno y los empresarios no se bancan no poder avanzar contra los trabajadores. Los ataques son por habernos opuesto a la reforma laboral”, dijo Pablo Moyano en Radio 10.
La nacion

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Dejá tu opinión o comentario