TV Pública: recurso de amparo para que la transmita el debate al que no va Scioli

La senadora nacional Liliana Negre de Alonso (San Luis – Compromiso Federal), candidata a vicepresidente de la Nación en el binomio que lidera el senador nacional Adolfo Rodriguez Saá, presentó un recurso de amparo en la Justicia para conseguir que la Televisión Pública transmita el debate presidencial que se realizará este domingo 04/10 a las 20:00 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. La presentación fue contra de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y el Poder Ejecutivo Nacional, así como de la Radio y Televisión Sociedad del Estado (RTA), “para que a través de la señal identificada como TV Pública se emita el debate público”, organizado por “Argentina Debate”.

La TV Pública no es propiedad ni de un gobierno (Frente para la Victoria) ni de un candidato (Daniel Scioli). Si luego de haber participado de todas las reuniones previas de Argentina Debate, y haber prestado su conformidad, Scioli desiste de participar, la TV Pública no puede retirarse de escena. Es un medio de comunicación pagado con los impuestos de los ciudadanos/contribuyentes, y por eso debe cumplir con su misión de servicio público no partidario.
VALOR AGREGADO

“Nosotros seguimos esperando a Scioli para el debate presidencial”
Buscan que se instale el debate presidencial en instituciones públicas
Ahora que lidera, ¿Se someterá Scioli a un debate presidencial?

Confirmaron que los candidatos presidenciales Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, Nicolás Del Caño y Adolfo Rodríguez Saá.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La presentación comienza así:

“PROMUEVE ACCION DE AMPAROSeñor Juez: LILIANA TERESITA NEGRE DE ALONSO, por su propio derecho, con domicilio en HipólitoIrigoyen1849, de esta Ciudad Autónomade Buenos Aires y constituyendo el legal conjuntamente con el letrado que me patrocina, Dr. José A. Iglesias (C.P.A.C.F., tomo 25, folio 18), en su estudio sito en Eduardo Acevedo 510 y el informáticoen el correspondiente al C.U.I.T. 20085335619, a V.S. digo:

1.OBJETO

Que vengo a interponer acción de amparo contra la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, con domicilio en Suipacha 765, de esta Ciudad Autónomade Buenos Aires y contra Poder Ejecutivo nacional, Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA S.E.), con domicilio en Avenida Figueroa Alcorta 2977, para que a través de la señal identificada como TV Publica se emita el debate públicoorganizado por Argentina Debate.org, que habrá de celebrarse el próximo domingo 4 de octubre de 2015, a las 21, con la participación de los candidatos a Presidente que resultaron elegidos en las recientes elecciones Primarias Abiertas y Simultaneas.En razón de la inminencia del debate organizado y con el fin de no convertir en estérilla presente acción, solicitamos se ordene a la codemandada Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA S.E.), proceda a emitir el debate organizado por Argentina Debate.org, que incluso se anoticia en su páginaweb (http://www.tvpublica.com.ar/la-tv-publica-se-pregunta/) (artículos 1, 14, 16, 38, 43, 45, 54 y 94 CN, ley 16.986, artículos 43 bis, ter, quater, quinquies, sexies, septies, octies y nonies, 45 y ss. de la ley 26.215; art. 7 bis y Cap IV, ley 26.571; arts. 4, 10, 12, 14, del decreto 445/2011 PEN, decisión administrativa 221/2009, ley 23.592, arts. 1, 2,3, 4, 70, 74, 75 y 76 de la ley 26.522; arts. 1, 8, 13, 23, 29, 32 y 25 CADH y ccdtes de los demás tratados con jerarquía constitucional).

En su presentación judicial, de 30 fojas, Negre de Alonso subrayó además que la propia página web de la Televisión Pública incluye una encuesta en la que se les pregunta a los usuarios si consideran que los debates presidenciales televisados enriquecen a la democracia.

Para la senadora opositora, la necesidad de un debate presidencial televisado “no es fruto de modas mediáticas, sino que se inscribe en una tendencia mundial, que reconoce en la polémica pública de postulantes electorales un medio muy fructífero de conocimiento y a la vez de creación de ciudadanía”.

Con 5 de los 6 candidatos presidenciales confirmados, el Debate Presidencial que se realizará el domingo 04/10 no tiene todavía confirmada una transmisión televisiva, ya que el contrato con la asociación que reúne a los canales de aire se cayó cuando Daniel Scioli se bajó del evento.

Por esta razón la senadora y candidata a vicepresidente por Compromiso Federal, Liliana Negre de Alonso, presento un recurso de amparo contra la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y el Poder Ejecutivo Nacional, Radio y Televisión Sociedad del Estado (RTA SE), para que a través de la TV Pública se emita el debate público organizado por “Argentina Debate”.

Por su parte, los organizadores del evento confirmaron que los candidatos presidenciales Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, Nicolás Del Caño y Adolfo Rodríguez Saá participarán del primer debate presidencial de la historia argentina, a realizarse en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

La presentación también afirma:

“(…) Desde hace tiempo en nuestro medio se ha venido reclamando la necesaria organización de los debates entre candidatos a cargos electivos, como modo de hacer conocer las respectivas propuestas, someterlas a confrontación y, a la vez, mostrar al electorado el comportamiento de los candidatos frente al cuestionamiento publico.

Ese clamor no es fruto de modas mediáticas, sino que se inscribe en una tendencia mundial, que reconoce en la polémica públicade postulantes electorales un medio muy fructífero de conocimiento y a la vez de creación de ciudadanía.

Así se ha dicho que ―El debate televisado se ha posicionado como uno de los eventos más atractivos de campaña política en las ser capaz de generar cierto aprendizaje político en la audiencia. Al respecto, se ha observado que los debates televisados ayudan a establecer la agenda temática de los votantes, contribuyendo por tanto a ampliar la profundidad y riqueza de las conversaciones políticas que puedan desarrollar las personas (Swanson y Swanson, 1978, citados en Trent y Friedenberg, 2004).

Ello no implica necesariamente un cambio en las actitudes políticas (Holbrook, 1999), pero sí pueden llegar a mediar entre el consumo de noticias y la elección de voto de sus audiencias.

Así lo detectó en su estudio Holbert (2006), al comprobar que la identificación partidaria republicana reforzó elvoto hacia el candidato a presidente George Bush, mientras que la identificación demócrata moderó el impacto del visionado del debate, haciendo que la intención de voto fuera menor hacia el mismo candidato (Nilsa Téllez, Carlos Muñiz, Jacobo Ramírez, Función discursiva en los debates televisados.

Un estudio transcultural de los debates políticos en México, España y Estados Unidos, en Revista Palabra Clave, Universidad de La Sabana, Bogotá, Colombia, volumen 13, número2, diciembre 2010, pgs. 251 y ss., también editado en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=64916989003).Esa importancia institucional del debate se halla reconocida en nuestra ley electoral, que lo considera parte esencial de las campañas.

Dice en tal sentido el artículo64 bis que ―La campaña electoral es el conjunto de actividades desarrolladas por las agrupaciones políticas, sus candidatos o terceros, mediante actos de movilización, difusión, publicidad, consulta de opinión y comunicación, presentación de planes y proyectos, debates a los fines de captar la voluntad política del electorado, las que se deberán desarrollar en un clima de tolerancia democrática. Las actividades académicas, las conferencias, la realización de simposios, no serán considerados como partes integrantes de la campaña electoral.

Hasta el proceso electoral actual, la realización de debates era fruto de la iniciativa de algún programa televisivo, que los organizaba de manera segregada, concentrándose exclusivamente en los candidatos que supuestamente lideraban en las encuestas y discriminando al resto.

Las temáticas obedecían a intereses propios de la emisora y no a una valoración detenida y seria de la totalidad de los tópicos de una plataforma.Atendiendo a la tendencia señalada, desde hace algún tiempo y concentrando iniciativas de absoluta neutralidad y tendientes a lograr la organización de un encuentro de esta naturaleza, estructurado con las mayores garantías de imparcialidad y de amplitud temática, se ha organizado la actividad que motiva este remedio. (…)”.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario