Una “generosa” credencial despertó sospechas en el concurso docente

Desde AGMER denunciaron que un funcionario del CGE concursó para ser director de la Escuela Agrotécnica Agrotécnica 152 con una credencial que “amplia descaradamente sus competencias”. Aún así, quedó segundo.
En la escuela Calderón concursó el funcionario

En la escuela Calderón concursó el funcionario
Se trata de Fabián Vallejos, actual subdirector de la Dirección de Educación Técnica Profesional en el CGE, quien -según la Agrupación Rojo y Negro de Agmer- es afiliado a la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y concursó el 9 de noviembre último para acceder al cargo de rector Escuela Agrotécnica N° 152 Manuel Maria Calderón, de Concordia, “y lo hizo con una credencial que amplía descaradamente su competencia”.

“Con esta acción no sólo asume incompatibilidades éticas ya presentes en otros casos -como el de Raúl Piazzentino de Villaguay- sino que profundiza la gravedad al participar munido de una credencial de puntaje con una competencia que no le corresponde y que contradice la normativa vigente, los informes realizados por el Departamento de Títulos del CGE, así como también lo trabajado y autorizado por los vocales de Jurado de Concursos”, señalaron desde la Rojo y Negro.

Los vocales del Jurado de Concurso alineados en la Rojo y Negro recordaron que “ya habíamos alertado sobre la emisión de credenciales que no correspondían con su competencia, dejando constancia de ello en cada uno de los casos. Tal es así que su credencial había sido retenida al menos en dos oportunidades”.

Ahora, el concurso realizado el 9 de noviembre último, en el que participó Vallejos, fue impugnado y, “si bien el funcionario no adjudicó por quedar en segundo lugar, su participación representa un atropello a la normativa y el ejercicio de abuso de poder por parte de un funcionario provincial”.

“Al conocerse esta situación, desde Jurado de Concursos se solicitó la inmediata devolución de dicha credencial, la que se tramitó por expediente número único 1927178, la que, hasta el momento, no se ha concretado. La credencial ilegítima sigue en manos de Vallejos”, dijeron los Rojo y Negro.

La participación de funcionarios del CGE en concursos docentes ya había ocurrido en septiembre de 2015, cuando el entonces director de Educación Superior, Raúl Piazzentino, concursó y se adjudicó un cargo, compitiendo a la par que los docentes.

Piazzentino fue docente en la Escuela Normal Martiniano Leguizamón, de Villaguay. En 2014, el cargo de rector quedó vacante por la jubilación de quien hasta entonces ocupaba esa función, Miguel Delzart.

El llamado a concurso para cubrir el cargo lo organizó la Dirección de Educación Superior, y se presentó como postulante nada menos que quien entonces era director del área, Raúl Pizzentino.

El resultado fue obvio, esperable: ganó Piazzentino.

El asunto, espinoso, derivó para su resolución en el Jurado de Concursos, pero hubo empate: el vocal político Gustavo Tomatis opinó que el trámite no merecía ningún reproche; Maricel Boggia, vocal gremial, dijo que se violentaban varias normas, entre otras la Ley de Concursos y la Constitución.

Medió en la discusión la presidenta del Jurado de Concursos, Josefina Fernández, que votó a favor de Piazzentino.

Después de que dejó la función pública, Piazzentino asumió como rector de la escuela que ganó en ese concurso.

En abril del año pasado estalló otra polémica de ese mismo tenor.

La situación, entonces, involucró al director departamental de Educación de Victoria, Gustavo Broin, quien además de funcionario, dicta clases en la Escuela Normal Osvaldo Magnasco, de la que es rector en uso de licencia.

La Ley Nº 7.413 de Incompatibilidad, sancionada en 1984, veda la posibilidad de que un empleado del Estado acumule más de un cargo.

“Le pedimos que le haga optar a Broin: o renuncia a su cargo de director de departamental de Educación o deja de dictar clase. No puede cumplir las dos funciones al mismo tiempo”, reclamó entonces Pedro Gutiérrez, titular de Agmer Victoria.

Ahora, otra vez un funcionario se ve envuelto en una polémica de esa envergadura.
Entre Ríos Ahora

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario