Ventilan la “doble vida” de un juez entrerriano: piden juicio político

Agrupaciones Peronistas de Entre Ríos piden su remoción por “mal desempeño”. En la denuncia, revelan cuestiones de la vida privada del juez

El peronismo disidente nucleado en Agrupaciones Peronistas de Entre Ríos comenzó a cumplir su promesa de denunciar a los funcionarios del Poder Judicial, tal como adelantó 9 Ahora. En esta oportunidad, las acusaciones fueron contra el vocal del Superior Tribunal de Justicia -STJ-, Carlos Alberto Chiara Díaz, para quien piden el juicio político por “mal desempeño” y “pérdida de la buena conducta”. La presentación está argumentada en la desviación de viáticos y de fondos reservados y por su “doble vida”, en la cual tuvo una relación “semi-clandestina, íntima y oculta” que dio nacimiento a su tercer hijo. La madre de ese, inició acciones legales para pedir la manutención.

La misiva, a la que accedió 9 Ahora, está firmada por Augusto Alasino, Héctor Maya, Aníbal Vergara, Hugo Berthet, Sergio Paz y Carlos Reggiardo, y dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, con copia al gobernador Gustavo Bordet y al presidente de la Cámara de Senadores, Adán Bahl. Los peronistas piden que se de inicio al “procedimiento de remoción del juez denunciado”, “ordenando su suspensión”, para que luego sea destituido. La denuncia “tiene su origen en las actuaciones Nº 87.973/2015. ‘Del Valle Mac Douggll, Liliana Mercedes y otro C/Chiara Díaz, Carlos Alberto S/Alimentos’”. Las acusaciones están formuladas con frases picantes, que atacan, por ejemplo, “las ‘anormalidades’ de su vida” y califican a Chiara Díaz como un “codicioso, insatisfecho y ambicioso personaje”.

En una descripción de las cualidades del funcionario judicial, los peronistas aseguran que “su carrera estuvo signada por sinuosidades, derivadas de una vida personal disipada y producto de su adhesión a distintos gobiernos”. Recuerdan que la entrada de Chiara Díaz al Poder Judicial se dio en “un gobierno autocrático y militar”, como secretario de un juzgado laboral de Paraná durante el gobierno la Gobernación del Brigadier Ricardo Favre. “Estuvo casado, con Silvia Lena García, escribana y alguna vez Presidenta del Directorio de la Caja Notarial de Asistencia Social, del Colegio de Escribanos de Entre Ríos”, completa la denuncia y acusa al hijo, Víctor, de tener “refugio y abrigo en la familia judicial, específicamente, en el Tribunal Electoral”.

LAS ACUSACIONES POR “DOBLE VIDA”

“De vida personal bastante disipada por la ‘debilidad’ sobre el ‘sexo débil’, no sin escándalo terminó separándose de Silvia, y continúo una relación amorosa con Marisa”, expresan los peronistas en referencia al matrimonio del juez, y continúan: “Con la joven señorita Liliana Mercedes del Valle Mac Dougall“, a quien presentan como una exalumna de la Universidad de Belgrano y actual integrante del Ministerio Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Según la acusación, “Chiara Díaz mantiene o hasta muy poco mantenía una larga y fructífera relación amorosa”. La mujer Mac Dougall es quien exige la cuota de alimentos para el hijo que tuvo en común con el funcionario.

“Carlos Alberto, tiene o tenía (…) y durante mucho tiempo, dos señoras, esposas o parejas. Así visto, ser bígamo habría sido su constante. Primero… Silvia y Marisa. Luego Marisa y Liliana… Esta última vez, una en Paraná… y otra en Buenos Aires…”, argumentaron. Además, acusaron de “escandaloso, impúdico y desvergonzado” que Chiara Díaz se niegue a “alimentar a su hijo o ayudar a su madre con manutención del mismo”, ya que “tendría un ingreso anual de tres millones cien mil pesos aproximadamente”. El cálculo fue realizado según sus haberes como vocal del STJ y sus propiedades inmuebles, con “un valor estimado de treinta y cinco millones ochocientos mil pesos”, según detallaron.

DENUNCIA POR DESVÍO DE FONDOS

“En otra oportunidad y poniendo de manifiesto una vez más su codicia y mezquindad (…) se autoasignó viáticos para sí por $2.782, para su chofer $ 1.899 y para combustible y eventuales $ 4.000″, asegura la denuncia sobre un hecho presuntamente ocurrido en 2014, durante la feria judicial de enero, en la que Chiara Díaz habría quedado como presidente interino del STJ. “Fue tan inusual y casi delictivo su comportamiento que, ante el descubrimiento que hizo un periodista de Paraná, devolvió los mismos por un total de $5.320, 34″, afirmaron.

Además, sostienen que “le hizo un juicio a la Provincia de Entre Ríos en medio de una crisis tremenda para que se le indexaran los sueldos”. Si bien “tal ‘apriete’ terminó en un acuerdo con el Poder Ejecutivo”, los peronistas aseguran que Chiara Díaz llevó su reclamo a la Corte Suprema de la Nación, “en un acto de avidez”. “La ‘intangibilidad’ pretendida por su ambición y apetencia pulverizó la igualdad ante la ley que la emergencia económica, imponía a los entrerrianos y solicitaba su comprensión”, sentenciaron.
9 ahora

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario