Vereda rota, vereda multada

Desde el municipio se impulsa una verificación de aceras con el objetivo de reparar aquellas en mal estado en 60 u 80 días. Habrá convenios con empresas constructoras.

El intendente Enrique Cresto anunció una muy necesaria medida para el casco urbano de Concordia: pretende tener las veredas de Concordia en óptimas condiciones.”Queremos plantearle la situación con tiempo para que los frentistas vayan organizándose”, dijo.

La iniciativa contempla una verificación que se realizará “en los próximos días”, destinada a los frentistas “que no tengan su vereda en condiciones o no tengan veredas, que no deben ser menos de dos mil”.

Cresto detalló que con esa información se hará una evaluación. El objetivo, mencionó, es otorgar un “plazo de 60 u 80 días para que solucionen la situación”.

No es difícil imaginar que la iniciativa traerá polémica, dado los elevados costos actuales en la construcción. El intendente, al respecto, se adelantó a las quejas: “Les daremos la oportunidad de hacer convenios con las casas de venta de materiales. Y que tengan varias opciones, pedirle precios para 40 mil metros cuadrado que es lo que más o menos se va a ocupar y que tengan la posibilidad que les salga la mitad de lo que les valdría sin la intervención del Estado Municipal”.

Según el jefe comunal, lo que se busca es un objetivo triple: el obvio embellecimiento de Concordia, por un lado. Que el peatón se sienta seguro al caminar en veredas remozadas, por el otro. Y por último, dar una especie de impulso a la mano de obra local, en el rubro de la construcción.
Se suman los medidores
Por último, Cresto adelantó la licitación para la compra de 10 mil medidores de agua. “Haremos las inscripciones de todos los matriculados para la colocación. La idea es optimizar el servicio el servicio del uso del agua”.

La iniciativa también será a cargo de los vecinos, pero “en cuotas accesibles para que no sea un fuerte impacto”, cerró.
Fuente: Diario Río Uruguay

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario