Voluntarios que lavan la ropa de los inundados

Un grupo de la Iglesia Adventista instaló una gran lavandería móvil que trabaja día y noche
El lema por el que ofrecen sus energías y tiempo “Cambiando el mundo, una vida a la vez”, podría transformarse temporalmente por “Lavando la ropa, una familia por vez”.

Los voluntarios de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) que llegaron a esta ciudad con una moderna lavandería móvil están prestando un servicio apreciado por todos aquí. No solo por los más de 2000 evacuados en los 38 centros dispuestos por la Municipalidad que ya han podido recibir sus prendas, limpias y con olor a perfumina.

Frente al Escuadrón Nº 4 de Gendarmería, a metros de un río Uruguay desbocado, es constante el tránsito de vecinos que se acercan a ver el trabajo gratuito de estos voluntarios.

Se trata de una unidad móvil con dos lavadoras y centrifugadoras y dos secadoras, una carpa con tablones donde se dobla y empaqueta la ropa y una decena de voluntarios concordienses y de otras ciudades.

“Este lugar fue el mejor en el que podía estar para el 31 de diciembre. Si ellos no pasan el fin de año en sus casas, nosotros tampoco y lo hacemos colaborando”, dijo a LA NACION Alejandro Zoppi, de 28 años, que vino de Buenos Aires para dar una mano y el último minuto de 2015 lo encontró lavando ropa. Estuvo hasta las tres de la mañana.

La organización de ayuda humanitaria que la iglesia Adventista creó en 1984 y que está presente en 125 países, comenzó a lavar la ropa de los damnificados por las inundaciones durante la estampida del río Paraná sobre la ciudad de Santa Fe, de la que se van a cumplir 13 años.

“Fue una idea que tuvo un voluntario cuando vio que los evacuados tenían toda su ropa mojada y embarrada”, recordó ayer Roberto Giaccarini, director de ADRA Argentina.

Desde entonces, montaron la lavandería móvil en las inundaciones de Tartagal, Clorinda y La Plata, entre otras. “En Concordia inauguramos el móvil diseñado especialmente y que cumple con las normas ISO”, contó y agradeció la colaboración del municipio por el agua, gas y electricidad.

Ayudados por voluntarios locales, con recursos propios y de donaciones -que reciben desde www.adraargentina.org-, los visitantes anticiparon que acompañarán a las familias en su “vuelta a casa” entregando kits de limpieza y desinfección.
la nacion

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario