Ya lo avisamos la semana pasada, cuidado !! crece el Río Uruguay y ya afectó a Misiones

La crecida dejó sin agua potable a la localidad de El Soberbio, al quedar sumergida la estación de bombeo. También cerraron el Parque Provincial Saltos del Moconá. El río no llegó al nivel de evacuación.

La altura del Uruguay superó los 8 metros y causó problemas en El Soberbio, la primera localidad argentina a orillas del Río Uruguay, en el norte misionero.

El servicio de agua potable continúa suspendido en la localidad de El Soberbio debido a que la crecida del río provocó que la toma quedara sumergida y el bombeo se viera suspendido.

A dos semanas de un prolongado corte del agua corriente, nuevamente esta ciudad está en estado de alerta debido a que, por las altas lluvias caídas en las últimas horas río arriba, quedó sumergida por el Uruguay la toma de agua cruda.

Por el gran caudal, se superó la barrera de los 8 metros de altura. Esto obligó a cerrar el Parque Provincial Saltos del Moconá y a suspender los paseos náuticos. Aguas abajo, en San Javier, el río creció hasta los 5,39 metros, aún sin impedir el paso internacional.

El responsable de la planta potabilizadora de El Soberbio, Elías Gay, señaló: “Hemos cortado el bombeo. Pido encarecidamente que cuiden el agua, ya le pedí al intendente que sí o sí nos consiga otra bomba, en caso de tenerla, hay que ubicarla en un nivel más alto y cambiar los cables”.

Las quejas no se hicieron esperar. Por ejemplo, María Pereira, del barrio Itatí, criticó: “Desde hace años venimos con este problema, es increíble”.

“En el barrio hicimos una vaquita, compramos una bomba para el pozo perforado que nunca funcionó y nada”, contó en referencia a una perforación que por negligencia terminó tapada.

Las dificultades con el servicio de agua corriente son asombrosamente frecuentes en El Soberbio. El pasado miércoles 16 se restableció luego de cinco días de interrupción causada porque se quemó la bomba que eleva el agua a las cisternas de la planta potabilizadora.

El equipo se reparó en Campo Grande y la comunidad lamentó una vez más que no se cuente con una bomba de repuesto. Las escuelas debieron suspender el dictado de clases y los vecinos se ingeniaron recurriendo a otros pobladores que tienen pozos particulares.

De todas maneras, la provisión de agua potable es un drama en El Soberbio, salpicado por las irregularidades y desprolijidades que caracterizan a las conducciones municipales desde hace años.

En condiciones normales, sólo un área céntrica recibe agua en forma continua, mientras el resto lo hace día de por medio.
Fuente: El Territorio de Misiones

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario