Ya no servirán los celulares robados dentro del país

Desde ahora los celulares robados no funcionarán en ninguna red del país. Datos útiles y el paso a paso en detalle para poder registrar un teléfono celular y saber si es legal.

Cabe destacar que serán bloqueados para funcionar dentro del territorio argentino, no así para en el resto de países. Esta modalidad ya hace años la puso en funcionamiento España, la cual freno un poco la venta de celulares robados o celulares bloqueados por las propias empresas por incumplimiento en los pagos. Pero también con el tiempo los vendedores o avivados se dieron cuenta que fuera de su territorio eran celulares que funcionaban perfectamente.

Con la entrada en vigencia este martes de un nuevo sistema que hará que dejen de funcionar en la Argentina con cualquier red móvil. los celulares robados o adulterados, se abre un nuevo panorama en el tema de la modalidad delictiva y los mejores modos de impedirla. En 2017 el Gobierno argentino habilitó un registro de usuarios de teléfonos celulares, por medio del cual los clientes prepagos deben validar sus líneas telefónicas y vincularlas con un código único que identifica a cada teléfono; algo que deja inhibe los equipos ante una denuncia de robo.

Con este marco, aquí un detallado paso a paso para comprender mejor cómo funciona el nuevo sistema implementado, para darte cuenta si un celular es robado.

Para registrar las líneas telefónicas, los usuarios deben llamar al *234#. Quienes ya tengan el número a nombre de un titular, recibirán un mensaje que confirma que no es necesario hacer el trámite.

Los clientes tienen que ingresar su DNI y responder algunas cuantas preguntas de seguridad; que por lo general son sobre fechas de nacimiento y domicilios o cosas semejantes.

Cuando ya ha sido validad, la línea del celular queda vinculada a un titular y a un número de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI), que es un código único para identificar correctamente a cada celular (no hace falta que el usuario lo conozca).

Para corroborar ese número, se debe llamar al *#06*. Con el IMEI se puede entrar a la página web del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y chequear allí si es el aparato móvil es legal (www.enacom.gob.ar/imei).

Los usuarios que ya tengan un línea funcionando cuentan con un plazo de 18 meses para hacer el trámite; mientras que aquellos que compren un nuevo chip prepago deben validarlo como condición necesaria para comenzar a usarlo.

Si es que se es víctima de un robo o extravío, los usuarios tienen que comunicarse con el *910 y no es necesaria la presentación de la correspondiente denuncia policial.

Esto último permite dar de baja la línea y evitar que sea usada en un ilícito además de dejar bloquear el celular, a través del número de IMEI. Ese código único pasa a una “lista negra” que no permite bajo ninguna circunstancia su reutilización. Tras la denuncia, el usuario puede recuperar su línea a través de la compañía prestadora.

Los especialistas en la materia sostienen que hay diversos mecanismos para adulterar el número de IMEI, pero que se trata de un proceso que conlleva conocimientos muy específicos. “Eleva la complejidad”, dicen.

El objetivo del Gobierno argentino es tratar que que esas complicaciones para la reventa desalienten este delito. Fuentes policiales confirmaron recientemente que se roban unos 5000 celulares por día en todo el país, la mitad de ellos en la Capital Federal

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario