Marcos, oriundo de Concordia, lleva 2 meses internado en el Garrahan a la espera de un trasplante de corazón, considerado como un tratamiento médico indicado únicamente cuando toda otra alternativa para recuperar la salud del paciente se ha agotado y solo es posible gracias a la voluntad de las personas que brindan su consentimiento para la donación. El joven de 15 años se encuentra en terapia intensiva desde este martes.

En el marco de su búsqueda, sus familiares y allegados quieren concientizar sobre la donación pediátrica debido a que, actualmente, miles de personas menores de 18 años se encuentran en la lista de espera para recibir un trasplante.

En estos casos, los doctores deben tener en cuenta el tamaño del cuerpo y el órgano para asegurar la compatibilidad de los donantes con los beneficiarios. Por eso, los niños muy pequeños en su mayoría reciben donaciones de otros niños. Sin embargo, algunos niños más grandes y adultos pueden ser compatibles.

Al mismo tiempo, cuando un posible donante tiene menos de 18 años, el padre o tutor legal siempre tiene que autorizar la donación. Por eso la campaña apunta a los mayores.
Fuente: Diario Río Uruguay

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí