Marcelo Tinelli será el nuevo presidente de la Superliga. Así quedó resuelto este martes por la tarde luego de conocerse las renuncias de Mariano Elizondo, titular del organismo, y de Jorge Brito, quien ocupaba una de las vicepresidencias.

La asunción de Tinelli tiene que ver con que San Lorenzo ocupaba la restante vicepresidencia del ente que en los últimos cuatro años manejó el fútbol de Primera División y que en breve quedará disuelto, ya que la AFA decidió recuperar el control de la organización y venta de derechos de los torneos de la máxima categoría. El empresario estaba en la línea sucesoria.

Pero también tiene que ver con lo que se viene en este fútbol argentino convulsionado. El conductor de ShowMatch, que desde diciembre pasado es el presidente de San Lorenzo, también estará al frente de la Liga Profesional que se viene.

Según pudo averiguar Clarín, el titular de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina, será el vicepresidente primero del nuevo organismo. En tanto, Eduardo Spinosa, ex presidente de Banfield, ocupará el rol de secretario general. Los otros cargos de la Mesa Directiva se están discutiendo esta tarde.

La definición sobre quienes serán las autoridades de la Liga Profesional no es la única que se cocina por estas horas, en la que se tiene previsto votar la extinción de la Superliga y también se planea decidir el adelantamiento de las elecciones en la Asociación del Fútbol Argentino.

La gran preocupación pasa por definir si se modifica o no la cantidad de descensos en el presente torneo. La semana pasada había trascendido que la idea madre es sostener el torneo de los 24 equipos. Por eso, se habló de la posibilidad de bajar de tres a dos los equipos que perderán la categoría y sumar la instancia de una Promoción con un equipo de la Primera Nacional.

Esa idea comenzó a perder fuerza este lunes cuando un grupo de dirigentes impulsó la posibilidad de que los descensos sean solo dos. Sin embargo, este martes por la mañana, el presidente de Lanús, Nicolás Russo, salió al cruce de las versiones y aseguró que las reglas de juego no se modificarían. Que seguirían los tres descensos para la presente campaña y que la próxima sólo habría uno.

El tira y afloje continúa entre los dirigentes. Está claro que la premisa es que haya 24 equipos y que se vuelva a la vieja fórmula de los dos torneos cortos -o semicortos- anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí