Tenían que custodiar un depósito judicial: faltan 16 kilos de cocaína

Cinco gendarmes fueron detenidos como responsables de la desaparición de más de 16 kilos de cocaína que habían sido secuestrados en el marco de una causa y estaban en custodia en un depósito judicial del Escuadrón 63 ubicado en la ciudad bonaerense de Zárate, informaron hoy fuentes judiciales.Las detenciones, que afectaron al jefe del depósito y a peritos y autoridades del grupo de estudios forenses, tuvieron lugar tras un allanamiento ordenado por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana, a cargo del magistrado Adrián González Charvay, en el cual se detectó la sustracción y faltante de unos 15 paquetes de cocaína con un alto grado de pureza.El faltante fue detectado durante un allanamiento a la sede del Escuadrón 63 Zárate-Brazo Largo de la Gendarmería Nacional, con intervención de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina.“Como resultado del cual se pudo comprobar que la caja que debía contener el total del material estupefaciente secuestrado (25 paquetes tipo ladrillos que contenían 26,730 kilogramos de cocaína de alto grado de pureza), tenía solamente diez que arrojaron un peso total de 10,640 kilogramos de dicha sustancia”, señalaron las fuentes ligadas a la investigación.El procedimiento constató el faltante de 15 paquetes de cocaína de alto grado de pureza, de un peso superior a los 16 kilos.La droga había sido secuestrada el 23 de junio pasado durante un procedimiento efectuado por personal de la Sección Seguridad Vial Lima de la Gendarmería Nacional, “en un operativo de rutina en la Ruta Nacional 9 en un camión de transporte de cargas generales”.La causa por la cocaína faltanteLa causa, en manos del juez federal de Campana, Adrián González Charvay, se inició este 2 de septiembre a partir de la denuncia de dos agentes de la misma fuerza de seguridad que estaba a cargo de la custodia de la droga secuestrada en un operativo del 23 de junio pasado.De acuerdo a las fuentes consultadas por Infobae, los cinco detenidos estaban al tanto del faltante, pero no lo denunciaron. En cambio, esperaban que pasara desapercibido hasta que se llevara a cabo la quema del narcótico para su destrucción, un paso procesal que ya había sido ordenado por el magistrado y que era inminente.Hasta el momento, los investigadores desconocen el destino que tuvieron los panes o quién o quiénes los sustrajeron. Los agentes imputados tenían a cargo la custodia del cargamento de cocaína que lleva como sello un delfín, marca que garantiza calidad o bien que señala los envíos de Reinaldo Delfín Castedo, uno de los capos narcos que, desde prisión, sigue al frente del negocio criminal.El Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana solicitó al Ministerio de Seguridad de la Nación el resguardo físico y personal de los denunciantes del faltante de estupefacientes, y de sus grupos familiares, así como también su respectivo resguardo funcional: eso está contemplado en la resolución 727/2022, que está destinada a proteger a los federales que alerten sobre hechos de corrupción o irregulares dentro de las fuerzas.De esta manera, Prefectura Naval Argentina quedó a cargo de la custodia de los denunciantes y el juzgado le dio intervención a la Dirección de Asuntos Internos de la Gendarmería.

Facebook Comentarios
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Regresar
× ¡hola!