Cristina Kirchner frena la paritaria legislativa y Congreso no le cae nada bien

Hay duras críticas por el atraso y por la suba de la inflación. El aumento puede tener efecto en las dietas de los diputados y senadores.

La paritaria de los empleados del Congreso está frenada y los legislativos no sólo responsabilizan a los dirigentes de los dos gremios que los agrupan sino que también le apuntan a la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Kirchner.

Ya desde mediados de mayo había comenzado a circular el malestar de algunos trabajadores por el retraso salarial y por la actitud de los representantes sindicales, que hasta el momento mantienen conversaciones informales, pero no hay indicios de que vayan a reunirse en lo inmediato por el tema paritario.

“Cristina tiene paralizado el Senado pero también la paritaria”, se quejó una empleada, haciendo un paralelo entre lo que ocurre con la negociación salarial y el funcionamiento de la Cámara alta.

Está claro que la tensión en el Congreso no es solamente política, ya que los trabajadores aún esperan una actualización salarial frente a la escalada inflacionaria, que en abril subió 8,4 % y acumula en el año un 32 %, de acuerdo a los datos difundidos por el INDEC.

Además se agrega la preocupación de los empleados por el porcentaje que la Asociación del Personal Legislativo (APL), que encabeza Norberto Di Próspero, termine por cerrar. El antecedente más cercano es el acuerdo de UPCN, el gremio de estatales que comanda Andrés Rodríguez con intervención también en el ámbito del parlamento, que celebró recientemente un aumento del 33% acumulado para el trimestre junio-agosto.

Todo esto en un contexto inflacionario en ascenso y cuando se proyecta que el índice de mayo será superior al 8 %. “No tenemos ningún número, estamos esperando que nos digan algo. El malestar es total por el silencio de los gremios que están alineados con la vicepresidenta”, protestó un asesor.

Los empleados del Congreso están molestos por la demora en la paritaria.
Los empleados del Congreso están molestos por la demora en la paritaria.
Mientras se repitieron las reuniones esta semana entre los delegados y los trabajadores de planta, empezaron a aparecer los primeros carteles de repudio como en la oficina de la comisión de Trabajo y Previsión Social, en el Anexo del antiguo edificio donde funcionó la Caja de Ahorro, donde pusieron una foto de esqueletos con una leyenda que decía: “Legislativos esperando la paritaria”.

También ya circulan memes con críticas a la representación sindical. En una de las imágenes aparece una escena de Los Simpson y se lo ve a Homero con la cara de Di Próspero tirado en un sillón, con el control remoto en la mano, y un globo con un mensaje que dice: “Va a haber novedades pronto. Todo lo que les puedo decir, no les puedo mentir”.

Desde APL confirmaron a Clarín que todavía no se reunieron las autoridades del Congreso y explicaron que están “en conversaciones” para avanzar en un acuerdo paritario.

En julio del año pasado, el gremio de los legislativos cerró la paritaria con un incremento de 69 % que se pagó en dos cuotas de 30 % acumulativo que se efectivizó en julio y octubre. De esta manera, la categoría más baja (A14) quedó en unos $ 120 mil, mientras que la más alta (A1) se ubicó en $ 492 mil.

Entre los trabajadores hay críticas al gremio que los agrupa.
Entre los trabajadores hay críticas al gremio que los agrupa.
¿Qué pasa con las dietas de los diputados y los senadores?
La actualización salarial despierta también interés entre diputados y senadores, ya que por la llamada “ley de enganche” les permite igualar el incremento de sus sueldos con la paritaria de los empleados legislativos. Esta decisión era acordada entre los presidentes de los principales bloques y luego refrendada en el recinto casi a libro cerrado.

Esta situación ya había generado tensión en el cierre de la paritaria del año pasado, cuando se avisó que los legisladores iban a recibir el mismo porcentaje de aumento que los empleados del Congreso.

La medida, que se conoció también en un contexto de fuerte crisis y alta suba de la inflación, generó una fuerte reacción en la opinión pública. Por eso, Cristina y Sergio Massa, en ese entonces todavía al frente de la Cámara baja, emitieron un comunicado conjunto mediante el cual resolvieron que si los diputados y senadores querían un incremento, debían votarlo en el recinto.

Finalmente, los legisladores cerraron un acuerdo entre las principales fuerzas y el aumento se anunció en noviembre, en un porcentaje menor al de los legislativos, según informaron voceros del Congreso.
Clarin

Facebook Comentarios
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Regresar
× ¡hola!
A %d blogueros les gusta esto: